El Gobierno insistió hoy ante representantes del G20 en la utilización de los Derechos Especiales de Giro (DEG) que tienen los países miembro del Fondo Monetario Internacional ( FMI) para combatir la crisis originada por el coronavirus, al tiempo que apuntó a la ampliación de los swap de monedas como el que tiene la Argentina con China.

Así lo planteó el secretario de Política Económica, Haroldo Montagú, durante la reunión que se realizó por teleconferencia con ministros de Finanzas y presidentes de Banco Centrales del grupo de los 20 para comenzar a delinear un plan de acción conjunta que permita morigerar los efectos del coronavirus en las principales naciones del mundo.

En un comunicado emitido al término de un encuentro virtual, bajo la presidencia de turno de Arabia Saudí, los titulares de Economía y los gobernadores se comprometieron a presentar ese plan de acción contra la COVID-19 en su próxima reunión online, el próximo 15 de abril.

En el encuentro también participó la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, que aseguró que "apoyamos un ambicioso plan de acción del G20 para fortalecer los sistemas de salud; estabilizar la economía mundial a través de medidas oportunas, específicas y coordinadas; y allanar el camino hacia la recuperación", en tanto recordó el pedido que hizo el Fondo junto al Banco Mundial la semana pasada para suspender la deuda de los países miembro más pobres.

En ese marco, Montagú propuso "que se estudie la utilización de todo el conjunto de instrumentos financieros disponibles, tanto a nivel multilateral, como bilateral, poniendo especial atención en la asignación de Derechos Especiales de Giro (DEGs) del Fondo Monetario Internacional y la ampliación de swaps entre bancos centrales de economías en desarrollo y avanzadas, entre otros instrumentos posibles".

El DEG es un activo de reserva internacional creado en 1969 por el FMI para complementar las reservas oficiales de los países miembros. El organismo puede asignar DEG a los países miembros en proporción a sus cuotas en el FMI, sin costo alguno.

Las asignaciones generales de DEG se han efectuado solo en tres ocasiones, lo que demuestra que hoy el mundo está ante una situación extraordinaria: en 1970-1972, 1979-1981 y la tercera y última en agosto de 2009, año de crisis internacional que coincidió con la pandemia de la gripe A.

Se trata de la segunda videoconferencia realizada por los países del G20 en el marco de la crisis iniciada por el coronavirus. La semana pasada, el ministro de Economía, Martín Guzmán, había mantenido el primer encuentro virtual entre ministros de Finanzas y titulares de Bancos Centrales de este grupo de países, tras la declaración de la pandemia por el Covid-19.

Más notas de

Ignacio Ostera

El Gobierno busca recuperar los corredores PPP y pelea con constructoras por las garantías

El ministro Katopodis apuntó contra los bancos

El Gobierno prepara otros $10.000 millones de apoyo para las provincias

Wado de Pedro recibió hoy a Gutiérrez, que firmó por un préstamo de $5.000 millones

La construcción perdió casi un cuarto de su empleo en marzo

La construcción perdió casi un cuarto de su empleo en marzo

El Central podrá girar ganancias al Tesoro por el equivalente al 6% del PBI

En 2019, las utilidades del BCRA sumaron $1,6 billones

En plena cosecha gruesa, las cerealeras vendieron un 42% menos de dólares

En soja y maíz la comercialización cayó 50%

Prat Gay sobre el canje: "Para los bonistas es mucho mejor arreglar que hacer juicio"

Prat Gay: "Para los bonistas es mejor arreglar que hacer juicio"

Retoman tareas en 24 rutas y el gobierno apuesta al efecto multiplicador de la obra pública

Retoman tareas en 24 rutas y el gobierno apuesta a la obra pública

Portezuelo del Viento: estalló la guerra entre Mendoza y la Cámara de la Construcción

El gobernador se despachó con una dura nota

Portezuelo: la Cámara de la Construcción advirtió a Mendoza que grandes empresas se bajarán de la licitación

Quedan menos de tres semanas para la apertura de sobres

Fuego cruzado entre empresas en la recta final de la licitación de Portezuelo del Viento

Sigue la guerra por un proyecto que insumirá USD1.000 millones