El Gobierno prorrogó por 180 días la doble indemnización para trabajadores que sean despedidos sin justa causa, en el marco de la pandemia por coronavirus. 

A través del Decreto 528, oficializado este martes a última hora en el Boletín oficial, la Casa Rosada vuelve a extender la vigencia del DNU 34/2019 de "emergencia ocupacional", lanzado el 13 de diciembre pasado, y que vencía este miércoles.

"Que sin perjuicio de la prohibición de efectuar despidos sin justa causa, y por las causales de falta o disminución de trabajo, existen situaciones que demuestran la necesidad de mantener la duplicación de las indemnizaciones, como son las referidas a la extinción indirecta del vínculo por incumplimientos graves del empleador y la empleadora o a la aceptación por parte del trabajador o de la trabajadora de la eficacia extintiva", indica el texto oficial, en alusión a unos de los puntos más solicitados por la Central General de los Trabajadores ( CGT), y que mantenía en negociación con los empresarios. 

En este sentido, la entidad gremial había anticipado que con la nueva prórroga, sumada a la vigencia en la prohibición de los despidos, “resuelve el problema de las desvinculaciones indirectas” o  “retiros voluntarios”, a los que calificaron de "encubiertos", y se que se dan cuando el trabajador no pide la nulidad del despido y acepta ser indemnizado.

La medida se acopla a las múltiples instrumentaciones que pusieron en marcha para intentar amortiguar el impacto de recesivo por el impacto de la pandemia, entre las que se destacan el auxilio financiero a través de créditos blandos, y el pago de los salarios circunscripto dentro del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Quiénes quedan exceptuados de la doble indemnización

El nuevo DNU que prorroga por 180 días más la vigencia de la doble indemnización, especifica la salvedad para aquellos las contrataciones celebradas con posterioridad a la entrada en vigencia del Decreto N° 34/19, y también queda exceptuado el Sector Público Nacional

"Que extender los alcances de este decreto al ámbito del Sector Público Nacional estaría desprovisto de toda razonabilidad, dado que serviría para que se amparen en ella altos directivos con responsabilidades jerárquicas que pretenden encontrarse abarcados por las previsiones de la norma", advierte el DNU.