En el marco de crisis económica arrastrada por los efectos de la pandemia del coronavirus (Covid-19) y el aislamiento obligatorio de algunas regiones, el Gobierno analiza diferentes alternativas para continuar con la asistencia de los sectores que más lo necesitan, ya sea con la entrega de un cuarto bono extraordinario del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) o una ayuda más focalizada asociada al empleo.

Sin embargo, direferentes funcionarios adelantaron la posibilidad de que se entregue el último IFE para contener a la población hasta fin de año, aunque en esta nueva edición, de los 9 millones de beneficiarios cobraron el ingreso, podría reducirse a los sectores que aún no pudieron retomar sus actividades, pero restan definir detalles.

Si finalmente se confirma el cuarto IFE, se entregaría antes de fin de año, entre noviembre y diciembre. Mientras, el Gobierno ya analiza otras herramientas de contención: ampliará el alcance de la Asignación Universal por Hijo ( AUH) a más de 700.000 niños que no cuenta con algún tipo de cobertura y evalúan además diferentes planes de asistencia asociada al trabajo, como el Plan joven o el Plan Potenciar.

Ampliación de la AUH

Este jueves, el presidente Alberto Fernández junto a la titular de Anses, Fernanda Raverta, anunciarán la extensión de la AUH a más de 700.000 niños y niñas que no cuentan con algún tipo de cobertura. En un segundo tramo se incorporarán a otras 300.000 personas para totalizar en 1 millón de beneficiarios.

Plan joven

Aunque no fue confirmado cúal será la reconversión del IFE o cuál será el plan pospandemia, tanto el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, como Raverta adelantaron la posibilidad de que se cree un programa asociado al trabajo dirigido a los más jóvenes.

El jefe de Gabinete informó que el " IFE no está definido" pero que se está estudiando una herramienta alternativa con enfoque en "jóvenes de entre 18 y 28 años y mujeres adultas jefas de hogares que han perdido el empleo".

“Desde el gabinete económico y social estamos tratando de animarnos a diseñar herramientas para ver si llegamos de un modo más focalizado a aquellas personas que naturalmente están necesitando” una ayuda del Estado, señaló.

En este sentido, puntualizó que el gobierno de Alberto Fernández “va a seguir” manteniendo “herramientas muy agresivas y de mucha masividad” para ayudar a los sectores más afectados, sostuvo el funcionario

“No es un tema fiscal lo que nos impida definir el IFE 4, sino que es un tema de si podemos focalizar políticas públicas allí donde más se necesitan”, concluyó.

El plan incluiría a:

  • Jóvenes entre 18 a 24 o 28 años que no tengan empleo.
  • Mujeres.
  • Personas con edad próxima a jubilarse.

Plan Potenciar Trabajo

Respecto al Plan Potenciar Trabajo, el ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo, sostuvo que “el eje prioritario de la post pandemia es el trabajo” y destacó que “se pondrá en marcha un gran plan de empleo que es la urbanización de los barrios populares”.

“El eje prioritario es la creación de 300 mil puestos de trabajo. Hay un cambio de enfoque: si el eje central en la pandemia fue lo alimentario, en la post pandemia lo central es la recuperación por el lado del trabajo”, explicó Arroyo.

En esa línea, Arroyo puntualizó: "Avanzaremos en la urbanización de los 4.400 barrios populares a razón de 400 barrios por año”, indicó Arroyo y precisó que esa tarea incluye la apertura de calles, refacción de núcleos húmedos (cocinas y baños), creación de lotes con servicios, reparación de espacios de usos común.