El Indec dará a conocer el miércoles la variación que registró el índice de Precios Minoristas durante diciembre y el acumulado de todo el 2019. Según estimaciones privadas, la inflación del año pasado habría cerrado en torno al 54%, el porcentaje más alto desde 1991 a la fecha.

Los analistas del sector financiero, incluidos en el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM), que realiza el Banco Central, estimaron que en diciembre la inflación fue 4,1%, dos décimas menos que el 4,3% registrado en noviembre.

Para este enero, los participantes del REM estimaron una inflación de 3,8%, con una tendencia descendente para lo que resta del año, hasta alcanzar el 2,8% mensual en junio, con lo que el acumulado de 2020 estaría en torno al 42,2%.

En lo que respecta a diciembre, la suba del 4,1% estuvo vinculada -según los relevamientos del sector privado- con los aumentos de los precios de los alimentos y bebidas, también los vinculados al rubro “esparcimiento” por la llegada de las fiestas de Fin de Año, y subas en la cuota de la medicina prepaga.

De confirmarse la suba proyectada de diciembre, el acumulado del año cerraría en torno al 54%, lo que marcaría la mayor inflación desde 1991, cuando se ubicó en el 84%. De ser así el cierre de 2019, la inflación acumulada durante el gobierno de Mauricio Macri rondaría el 300%.

Aún así, el número final del período 2016-2019 será una proyección, dado que la medición oficial del Indec se retomó en abril de 2016, luego de que se normalizara la recolección y el procesamiento de datos tras la intervención dispuesta en la dependencia oficial por el presidente Macri en el inicio de su gestión.