El Indec publicará hoy a las 16 el dato de inflación de septiembre, para el que se estima un nivel similar al de agosto, que fue de 2,7%. De hecho, según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) en la city esperan que el incremento haya sido de 3%, pero consultoras que realizan mediciones de alta frecuencia la observaron en 2,7%, tal el caso de Seido; en 2,6%, según Ecolatina; y en 2,4%, según Orlando Ferreres y Asociados.

Los alimentos y bebidas habrían alcanzado cierta calma, pese a que los incrementos de Precios Máximos de agosto tuvieron impacto parcial en el mes posterior. En cambio, los rubros vinculados con la indumentaria, por el cambio de temporada; con el esparcimiento, por la reapertura de la cuarentena, y con algunos artículos de electrónica, por la suba del dólar paralelo, presionaron al alza.

El economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, dio un detalle de lo ocurrido en septiembre a partir del IPC que mide diariamente la consultora: "Nos dio muy alto Indumentaria. Y Esparcimiento. En Indumentaria hay un factor estacional, por el cambio de temporada. Lo que estuvo calmo fueron los alimentos y bebidas, que subieron 1,8%, y eso es una buena noticia, pensando en el bolsillo de los más desprotegidos. El descongelamiento de los combustibles algo de presión agrego. Incluso el descongelamiento de Precios Máximos de agosto. Una parte también pego en septiembre. Y, además, algunas importaciones estan empezando a hacerse a partir del dólar paralelo. Y eso ya se ve en los precios de algunos artículos electrónicos y en el equipamiento del hogar, que están subiendo rápido".

Desde el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) la ven algo más alta, en torno a 3,1%, con los alimentos presionando a partir de una suba de 3%, con cierto efecto residual de las subas de combustibles y un impacto de los medicamentos, que en sus estimaciones impactó con un incremento de 4,6%. 

La expectativa es que haya aceleración en el último trimestre. Aunque hasta hace poco se esperaba un salto importante ya para septiembre. En mayo, la proyección del REM marcaba un 4% para el mes que acaba de cerrar y se esperaba que el 2020 terminara con una inflación de 42,7%. En ese limbo, lo que ocurra con paritarias, con el dólar en todas sus versiones y con los precios regulados, una vez que se descongelen los que siguen parados por la pandemia.