La inflación de noviembre se ubicará entorno al 4,1%, según los especialistas del Relevamiento de Expectativas de Mercado ( REM) consultados por el Banco Central. La consulora Orlando Ferres & Asociados publicó el IPC-OJF (GBA) que señaló que el índice de precios del mes pasado ganó 4,6% mensual, mientras que en términos internuales anotó una suba de 52,1%, récord desde la salida de la convertibildiad.

En esa línea, los participantes del REM esperan que la tendencia inflacionaria varíe ligeramente al alza en diciembre. La tasa de inflación estimada es del 4,3% mensual (+0,3 p.p. con relación al REM previo), previendo una tendencia descendente a partir del año próximo, hasta alcanzar 3,0% mensual en mayo de 2020. El alza de 17% en los combustibles a lo largo de noviembre impactará de lleno en el dato de inflación de este mes.

El REM estimó además que la inflación nivel general en 2019 será de 54,6% interanual, 1,1 punto percentual inferior respecto del relevamiento previo, mientras que la núcleo se ubicará en cifras cercanas al 58,1% interanual.

En cuanto al próximo año, la expectativa de inflación de los analistas se ubicó en 43,0% interanual(+0,1 p.p.) para el nivel general y en 44,1% para el núcleo (+1,6 p.p.) y para 2021, las previsiones de inflación se ubicaron en 30,0% interanual para el nivel general de precios y en 32,0% para el componente núcleo (+0,9 p.p. y +3,6 p.p. en relación con la encuesta previa, respectivamente).

La caída del Producto Interno Bruto (PIB) real para 2019 estará entorno al 2,8%. Las estimaciones para el año entrante tampoco son positivas: la actividad económica se reduciría 1,7% y lograría una recuperación en 2021 con una mejora de 1,5%.

Por otro lado, los expertos consultados por el Banco Central señalaron que este mes la tasa de interés de política monetaria rompería el piso de 63% establecido para diciembre y enero. El porcentaje previsto de tasa de Leliq se sitúa en 59% y continuaría un camino descendente hasta el 40% en diciembre del 2020.

Por último, el supercepo incidió directamente en las estimaciones sobre el valor nominal del dólar, que para el último mes de este año se ubicó en $63, dos pesos menos a diferencia del REM anterior.