El Gobierno podría realizar un ajuste fiscal de hasta 1,1% del PBI a través de los aumentos jubilatorios discrecionales. La apuesta oficial es que el golpe del ahorro sea absorbido por los beneficiarios de mayores ingresos. Tendría un impacto al menos nulo para el 50% de los jubilados, que son los que cobran la mínima que incluso podrían salir mejor parados en comparación con lo que habría ocurrido con la fórmula macrista.

Ayer el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, echó algo más de luz, aunque no demasiada, sobre el misterio parcial acerca de qué ocurrirá en marzo con el primer aumento discrecional. Aclaró que la actualización va a ser definida a partir de la situación fiscal con la que se llegue. Es que si algo generó la abolición de la fórmula macrista, fue incertidumbre.

Dijo: "Los aumentos se van a dar en suma fija. Queremos tener una política donde haya cierta equidad. No puede haber jubilados con sueldos de $300.000 y de $14.000. Hay que achatar la pirámide. Se está pensando en una suma fija que va a tener que ver con la situación fiscal que tengamos".

La semana pasada trascendió que el aumento de marzo respetará para los de menor ingreso, como mínimo, el 11,6% que correspondería según la fórmula anterior. Si estará por arriba de ese nivel para los de la mínima, y qué tan por arriba, no se sabe. Si estará en ese nivel para los de entre una y dos mínimas (el 75% de los beneficiarios cobra hasta $28.000), o por debajo, tampoco. Qué tan por debajo estará para el 25% que cobra más de dos mínimas, menos.

Para el economista del Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITE-FGA), Juan Balasini, se buscará un ajuste fiscal de 0,5% con el que, a la vez, las mínimas se vean más beneficiadas que lo que hubiese ocurrido con la fórmula macrista. Consultado por BAE Negocios, dijo: "Imagino que estará por encima de 11,56% para la mínima, más cerca de 15%. El resto seguro abajo de 11,56%. No debería ser fiscalmente neutro porque así el Gobierno no podría mantener el resultado fiscal del 2019 y estimo que es la idea macro en este tema. Ahí habría un gap de ahorro de 0,5% del PBI al finalizar el año y se financiará con un aumento menor para los de menos ingresos".

También la consultora PxQ publicó ayer tres potenciales escenarios y sus consecuencias en materia de ajuste fiscal. En el primero, el ajuste de marzo sería un aumento para todos, de suma fija, equivalente al 11,56% de la mínima. Para el 25% que está entre una y dos mínimas eso implicaria una suba de 8% y para los de más de dos haberes mínimos de entre 2% y 5%. Anualizado, a fines del 2020 los de la mínima le ganarían a la inflación con una suba nominal de 50%, los de entre una y dos mínimas perderían con una de 30% y el resto quedaría lejos con una de 17%. En términos de ajuste llegaría al 1,1% del PBI y permitiría mostrarle a los acreedores una mejora del rojo fiscal respecto al 2019.

En el segundo escenario ese 11,56% se extendería a los que cobran entre una y dos mínimas (es decir, cubriría al 75% de los jubilados). Anualizado implicaría una suba de 50% nominal para ese universo y una de 25% para el resto. El ajuste fiscal sería de 0,8% del PBI. El tercer escenario, en cambio, sería una suba de 11,56% para el total pero distribuida de manera tal que el 75% de menores ingresos perciba una de 15% y un 8% promedio para el resto. En ese caso, no implicaría ajuste alguno sobre las cuentas.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

Economistas creen que el aval del Fondo ablandará a bonistas, pero no descartan turbulencias

El aval del FMI ablandará bonistas, pero no se descartan turbulencias

El BCRA acelera la emisión monetaria y el Gobierno apuesta a impulsar el crédito

El BCRA acelera la emisión monetaria y el Gobierno apuesta a impulsar el crédito

El Gobierno amplía el control de precios y complica la salida del congelamiento

El Gobierno busca expandir el consumo, pero pisando la inflación

Con tipo de cambio quieto e inflación, los dólares del superávit se evaporarán en siete meses

Inflación y dólar ponen en riesgo el superávit en el segundo semestre

La suba de precios se desaceleró durante enero, pero aún así tuvo un piso de 3,5%

Las alzas se moderaron y fueron de 0,3% en la última semana

Cambiemos terminó con 240.000 empleos asalariados menos en el sector privado

Entre 2015 y 2019, la industria perdió 170.100 empleos

El consumo terminó 2019 con un desplome de 8,8%

Según Indec, el consumo cayó en 2016, 2018 y lo hará en 2019

El salario real perdió 7,5% en 2019 y acumuló una baja de 17,7% en cuatro años

El salario real cayó 17,7% en cuatro años

El Central puso freno a la emisión y absorbió $215.000 millones en enero

Con ayuda del cepo, el BCRA deberá evitar la trampa de febrero

Con menos comisiones a bancos, tendrá media sanción la ley de Deuda

El subprocurador del Tesoro defendió el proyecto