El nuevo billete de $5000 ya casi está listo.El diseño se encuentra elaborado, su producción está en marcha, y ya hablan de una posible fecha de circulación. De hecho, ya se compraron el papel y las tintas, y están ultimando detalles, como las medidas de seguridad y el cronograma de entrega.

El Estado puso alrededor de nueve millones de dólares para el papel y las tintas, e indicaron que costará casi $6 por unidad, según consignó el diario La Nación

La primera partida debería estar en manos del organismo que conduce Miguel Pesce a mediados de junio. Luego, la entidad monetaria definirá si lo pone en la calle finalmente o no.

Por otra parte, la erosión inflacionaria que deriva en un menor poder adquisitivo, con el que antes se podía acceder a más bienes, terminaría por convencer a las autoridades de que hace falta este billete.

¿Quiénes aparecerán en el billete de $5000?

El nuevo billete tendrá en el frente a las imágenes de Ramón Carrillo, el primer ministro de Salud de Juan Perón, acompañado por Cecilia Grierson, la primera médica argentina. En el reverso estará la figura del Instituto Malbrán. En tiempos de coronavirus (Covid-19), el Gobierno entendió que resultaría apropiado homenajear a figuras de la historia argentina que hicieron un aporte a la salud pública.

Por su parte, el Banco Central detalló que las fechas de entrega deben llegar 20 millones de billetes en junio, 60 millones en julio, la misma cantidad en agosto y otros 60 millones en septiembre, detalló La Nación.

En cualquier lugar del mundo, la práctica para que un billete se ponga en ciruclación tarda seis meses. En los último años, Argentinasuperó ese récord con la emisión del billete de $500, con el yaguareté, que se aprobó en enero de 2016 y comenzó a circular en junio de ese año.

Por lo que estiman que el de $5000 debería achicar esos plazos a dos meses y medio.

El último papel emitido, cuatro años atrás, obtuvo el Premio LatiNum al mejor billete latinoamericano 2015/2016 y, en 2017, fue elegido entre los cuatros mejores billetes del mundo con el segundo puesto compartido, otorgado por la International Bank Note Society (IBNS), que premió el mérito artístico, el diseño y el uso del color y medidas de seguridad.