La Mesa de Enlace decidió continuar con el paro agropecuario en rechazo a la decisión del Gobierno de cerrar las exportaciones de carne por 30 días, más allá de este viernes, la fecha límite original. Así lo confirmó una de las entidades que componen la dirigencia a BAE Negocios.

El cese de comercialización se extenderá hasta el miércoles que viene con el objetivo de avanzar en negociaciones con las autoridades nacionales. No obstante, la Mesa no descartó medidas de fuerza más duras después de esa fecha si no hay acuerdo.

Por el paro que terminaba hoy, el ingreso de hacienda al Mercado de Liniers en los últimos días fue menor y  el precio de la hacienda subió en las categorías de consumo como novillito y vaquillona. Según explicó este diario, la escasez presionó las cotizaciones, y las 15.000 cabezas que ingresaron al mercado concentrador fueron insuficientes para una demanda que ante el paro del campo, buscó abastecerse y convalidó precios por encima de los habituales.

Se espera que por la prórroga, el aumento de precios y el impasse en el acuerdo de Precios Populares, la próxima semana podrían empezar a registrarse faltantes de carne en los puntos de venta.

Leonardo Rafael, presidente de la Cámara Argentina de Matarifes y Abastecedores (Camya) dijo a este medio que por la suspensión de los remates, las cargas de hacienda y las ferias "el abastecimiento estará asegurado hasta el próximo fin de semana y de ahí en adelante quizás se empiece a complicar".

En este marco, la cuenta de las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) publicó una serie de emojis de tractores, dando a entender la continuidad del paro.

Mesa de Enlace: "A los precios hay que atacarlos por sus verdaderos orígenes"

Tras extender el cese de comercialización de carnes, las cuatro entidades que conforman la CEEA emitieron un comunicado, cuestionando la política oficial para el sector y advirtieron que la suspensión de las exportaciones "va a tener un efecto contrario al buscado", es decir, que los precios subirán en vez de bajar.

"Ya hemos demostrado con cifras concretas que cuando en el pasado se tomó un sendero similar, los precios de la carne en el mercado interno, lejos de bajar, se incrementaron más de un 50% sobre el promedio del resto de los precios de la economía", argumentaron.

Para los dirigentes, al aumento de precios "hay que atacarlo por sus verdaderos orígenes que tienen que ver con una economía descontrolada, con un gasto público desmedido y con una emisión de pesos que exacerba esa dinámica de los precios antes que calmarla, pero por sobre todo por las malas señales emitidas que afectan la confianza y la credibilidad del país, y postergando las inversiones que nos hacen falta".

"Debe entenderse que las exportaciones cerradas hoy son de un producto que no es del gusto de los argentinos, y que intentar bajar los precios saturando las carnicerías de vacas viejas, lo que producirá será un daño enorme a los productores criadores que en general son los más sufridos por estar lejos y en campos de menor calidad", consideraron. 

Y concluyeron: "En este contexto de incomprensión, la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias convoca a continuar con el cese de comercialización de todas las categorías de hacienda vacuna en pie hasta las 24 del miércoles 2 de junio, momento en el que abrirá una ventana en función de los ciclos naturales, las necesidades por los compromisos asumidos por los productores, los necesarios movimientos que implican la actividad de cría y por sobre todo porque no queremos producir perjuicio alguno sobre el ya castigado ciudadano argentino por la falta de ingresos erosionada por la inflación, por la creciente preocupación por el trabajo y en medio de la pandemia con injustificados atrasos en la vacuna como solución necesaria".