n Un factor clave hace a la economía local menos vulnerable a los shocks externos: el cepo. Mientras que ayer las monedas de los países vecinos se devaluaron (en Brasil la depreciación fue de 3%), en Argentina el dólar minorista se mantuvo virtualmente quieto; subió apenas un centavo y cerró en $64,71. El mayorista trepó sólo 5 centavos y terminó la jornada en $62,53. Eso sí, para lograrlo, el BCRA intervino con USD100 millones. Bastante menos que los USD3.000 millones que tuvo que poner su par brasileño. Cifras similares a las del pre cepo.

El director del CEPA, Hernán Letcher, dijo: "La caída del PBI 2020 sería mayor si no tuviéramos cepo. Hoy tendrías una salida de capitales significativa, con su conocido impacto sobre precios, consumo y empleo".