Con el consumo interno y la inversión en caída libre, también el comercio externo siguió dando señales de que la salida exportadora tampoco brindará soluciones a la actividad económica durante el 2020. En junio, las exportaciones argentinas a Brasil sufrieron un desplome de 39,5%. Más grave aún, por la pérdida de competitividad bilateral, con un real subiendo por ascensor y un peso por escalera, las exportaciones locales perdieron participación en el mercado del país vecino.

Las importaciones, por su parte, cayeron 30,8% y así se redondeó un déficit de USD103 millones en junio. Por su parte, el primer semestre terminó con un rojo menor, de USD22 millones. Y la expectativa es que el año termine con un leve superávit en torno a los USD400 millones, según las consultoras Ecolatina y Abeceb. De esa forma, si bien en términos de actividad la demanda del país vecino no va a aportar ningún empujón extra al que pueda lograr el mercado interno argentino y el tirón fiscal, en términos de divisas el panorama luce relativamente tranquilizador. Y es que la fuerte contracción en las importaciones parece prometer que habrá algo de dólares comerciales para financiar el rebote económico.

Eso sí, desde Ecolatina destacaron que en junio, y por la pérdida de competitividad cambiaria bilateral, con un real que se devaluó 33% en el primer semestre, y sin inflación, y un peso que se depreció 17,6% y con una inflación en torno al 13% (ver página 2), las exportaciones representaron sólo un 4,8% de las compras externas brasileñas.

La consultora afirmó: "Comparando con el 6,4% de participación obtenido en junio de 2019, y más aún con el 7,2% de 2018, este número enciende señales de alarma. Si bien era esperable una caída, ya que la principal economía del Mercosur sufre una fuerte recesión, nuestras ventas a Brasil cayeron casi el doble que el resto de las importaciones brasileñas (18,5% interanual), relegando nuestra importancia en este mercado".

En realidad, el comercio bilateral con Brasil cayó en términos generales. El flujo total de ventas y compras registró un descenso de 35% interanual en junio y pasó de USD1.701 millones a USD1.106 millones (y cayó 29,4% en la totalidad del semestre). De esa forma, este fue el peor junio en términos de exportaciones e importaciones a Brasil desde el 2003, cuando registró operaciones por USD712 millones.

Así, la tendencia a la pérdida de importancia de ambos países como socios comerciales va increscendo y es en las dos direcciones. En los últimos informes del Intercambio Comercial Argentino (ICA) se observó que Brasil cayó al segundo puesto, mientras que China accedió al primer lugar. Para Abeceb, la dinámica continuará en ese sendero.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El escenario macro que le espera a la nueva ministra Silvina Batakis

El escenario macro que le espera a la nueva ministra

El PBI se mantuvo virtualmente estancado en lo que va del año

En abril hubo un repunte de 0,6%

La crisis financiera empeoró las condiciones del endeudamiento

La crisis financiera empeoró las condiciones del endeudamiento

La meta monetaria se define con la licitación del Tesoro de este martes

La meta monetaria se define con la licitación del Tesoro de este martes

El Tesoro logró un buen canje y alivió un 60% el vencimiento de fin de mes

El Tesoro ofreció tasas moderadas e intervino el BCRA

El déficit fiscal se disparó con fuerza en mayo

El déficit fiscal se disparó con fuerza en mayo

El BCRA sufre el drenaje de reservas netas en junio

El BCRA sufre el drenaje de reservas netas en junio

El rojo primario rondó el 0,3% del PBI durante mayo

El rojo primario rondó el 0,3% del PBI durante mayo

La tasa de los plazos fijos redondeará un semestre de puras caídas reales

La tasa de los plazos fijos redondeará un semestre de puras caídas reales

El BCRA le volvió a enviar dinero al Tesoro para financiar gasto

El BCRA le volvió a enviar dinero al Tesoro para financiar gasto