El impacto del coronavirus puede llegar a reducir a la mitad el crecimiento de la economía mundial en 2020 y situarlo en el 1,5%, aconsejado hoy la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico ( OCDE).

Así lo revisaron las perspectivas intermedias de la OCDE que revisan las publicaciones en noviembre último y que previenen un crecimiento mundial de la economía en torno al 2,9%.

La organización no descartó que en su escenario más negativo -con una epidemia prolongada y contagio amplio a otras regiones- el PBI global retroceda en este primer trimestre y que, si el virus se propaga masivamente en Japón y Europa, pueden llegar a entrar en recesión , reportó la agencia Efe.

La hipótesis de que el pico de la epidemia se alcanza en China en este trimestre y en otros países del mar más moderados, deja el alza económica mundial este año en el 2,4%, cinco décimas menos.

Por otra parte, el informe también admite que la evolución a corto y medio plazo es "muy incierta".El trabajo de la OCDE destacó que, por el momento, se calcula que el PBI del G20 crecerá un 2,7% en 2020, cinco décimas menos que lo anticipado, y el de la zona euro un 0,8%, tres menos.

Asimismo, se espera este año un crecimiento de la economía china de 4,9% (ocho décimas menos); de 1,9% para Estados Unidos (una décima menos); de 0,2% en Japón (cuatro menos); de 0,8% en Reino Unido (dos menos); de 0,9% en Francia (tres menos) y de 0,3% en Alemania (una menos).

Si se diera este panorama, la OCDE requerirá una acción certera y concertada del G20 con otros países si los riesgos a la baja se materializan y el crecimiento fuera de mucho más débil durante un período prolongado.

Ante la posibilidad de que la epidemia se mantenga restringida y esas políticas surtan efecto, la OCDE estimó que el alza de la economía mundial se elevará al 3,3% en 2021, tres décimas más de lo augurado en noviembre; la del G20 crecerá un 3,5% (dos décimas más) y la de la eurozona un 1,2%, un porcentaje sin cambios.

Sin embargo, el coronavirus no es el único riesgo inmediato que pesa sobre la economía, según la OCDE.

Las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos, la incertidumbre sobre las próximas relaciones comerciales entre la Unión Europea y el Reino Unido y la persistencia de factores de "restricciones financieras" son otras de las amenazas registradas por el organismo.