En los últimos 4 años la deuda trepó de forma acelerada. El stock total como porcentaje del producto ya se acerca al 10%. Más precisamente pasó del 6% en 2015 al 10% en 2019, según un informe del laboratorio de Políticas Económicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV).

Tal como afirma el informe de UNDAV el stock de la deuda creció sobre la base del incremento de compromisos en moneda extranjera. Mientras que el gobierno de María Eugenia Vidal enfrentó vencimientos por US$5.400 millones, en el periodo actual vencen US$8.800 millones. Pero eso no es todo, la deuda pública de la Provincia de Buenos Aires aumentó 431%, superando en 130 puntos la inflación acumulada.

Mientras la deuda creció, la Provincia verificó un sistemático deterioro de sus indicadores de actividad, empleo e industria, destaca el informe.

El empeoramiento de la estructura de la deuda provincial durante los últimos 4 años, sumado al proceso de renegociación de la deuda nacional, son los dos factores que explican la necesidad por parte de la Provincia de Buenos Aires de reperfilar los vencimientos del capital de los bonos pagaderos en los primeros meses del año.

La UNDAV va un poco más allá y compara el costo de los intereses de la deuda que se generó en los últimos 4 años con lo que la provincia invierte en sectores esenciales, se tiene que el pago de la deuda en este 2020 deberá ser aproximadamente igual a la inversión en Seguridad, ampliamente superior al costo de Salud, y casi tres veces más que el costo de Asistencia Social, según nuestras hipótesis de gasto para el año en curso.