El Banco Central informó este martes que las líneas de crédito comerciales registraron una expansión de 21,1% desde el inicio de la cuarentena, de la mano de las medidas tomadas por esa entidad para impulsar el financiamiento a tasas más bajas para pequeñas y medianas empresas.

El saldo de préstamos al sector privado registró un incremento desde el comienzo del aislamiento social, preventivo y obligatorio de $95.800 millones, con una marcada aceleración a partir de la primera semana de abril, indicó el BCRA. En lo que va del mes, el stock muestra un crecimiento de 7,5%.

Hasta el 24 de abril -último dato disponible- los bancos llevan desembolsados $120.596,3 millones a tasas inferiores al 24%, como parte de la línea mipymes. Se financiaron un total de 81.993 empresas y aproximadamente el 53% de los fondos fueron destinados a capital de trabajo (excluyendo sueldos) y un 36% al pago de salarios.

El Central destacó que para el resto de las personas jurídicas (empresas grandes) también se registró un incremento en los montos de financiamiento a tasas inferiores al 24% otorgados por los bancos.

Los principales vehículos a través de los cuales se canalizó el crédito comercial durante la cuarentena fueron los adelantos y los documentos a sola firma. Los adelantos fueron la línea más dinámica, debido en parte a que su uso es bastante automático.