La política monetaria y crediticia expansiva se desarrolló de la mano de una brutal caída de la inversión productiva. Se trata de un fenómeno extraordinario. Los préstamos comerciales treparon 11,7% real en mayo. Pero esa suba, que responde a la política activa del BCRA para dinamizar la liquidez de las empresas en épocas críticas, con tasas de 24%, no ayudará a moderar el desplome de la inversión, que fue de 67,7% en abril, que batió todos los récords y que continuará sin aportarle a la economía en el futuro cercano.

Los esfuerzos del BCRA se concentraron en sostener vivas a las empresas y que la recuperación pospandemia no se tenga que encarar con una mayor destrucción de la capacidad instalada. El crecimiento del crédito comercial, de 11,7% real en mayo, fue motorizado por las líneas al 24%, que abarataron en general el costo del financiamiento de las empresas. En ese sentido, desde el BCRA explicaron a BAE Negocios: "Cae la tasa de financiamiento global a las empresas. Las líneas de 24% muchas veces terminan reemplazando a otras que ya tenían vigente, al 55% por ejemplo. Genera más disponibilidad de dinero y menos gasto para las empresas, que después incide menos en los precios".

Con todo, por ahora, el crecimiento del crédito no está apuntado a mejorar las capacidades productivas sino a sostener viva a la oferta durante la cuarentena: "La demanda de crédito comercial siguió estando vinculada a las necesidades de fondos por parte de las empresas para poder afrontar el pago de sueldos y mantener el stock de capital de trabajo".

De hecho, la inversión viene en caída libre. Durante abril se contrajo 67,7% interanual, según el Indicador Mensual de la Inversión (IMI) de la Fundación Germán Abdala (FGA). Empeoró en forma significativa respecto a los niveles de un marzo que ya había sido pésimo: la caída intermensual sin estacionalidad fue de 45,4%. Nunca en toda la historia del indicador se había dado una baja tan violenta de la adquisición de capital fijo (tanto construcción como compras de máquinas por parte de las empresas). Ni siquiera en 2002 los números de la caída había sido tan profundos.

Y es que la contracción no se dio sólo por el desplome de 75,5% interanual en la construcción sino que también ocurrió por la baja en la demanda de equipo durable de producción, que fue de 56,9%. Las compras de equipo durable de producción nacional se derrumbaron 82,6%. Las importadas 34,9% y es el 24° mes consecutivo en baja. Acerca del número total para la inversión, desde FGA advierten: "El descenso tiene ordenes de magnitud muy elevadas, con lo cual se debe seguir con detalle el impacto que tendrá en la actividad futura".

Siempre para sostener a la oferta y no para financiar inversión, hacia dentro del crédito productivo se observa que en mayo se consolidó la dinámica que se venía viendo en abril. Así, los adelantos se estancaron y subieron 1,2% mensual, lo que implica una caída real de 0,7%. Los que despegaron, en cambio, fueron los documentos: treparon 23% en términos reales. El motor, en todos los casos, fueron las líneas al 24% lanzadas por el BCRA.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El consumo frenó su recuperación en agosto

El consumo frenó su recuperación en agosto

Desde 2018, casi 7 millones de personas cayeron en la pobreza

Desde 2018, casi 7 millones de personas cayeron en la pobreza

Una familia necesitó $45.478 para no caer en la pobreza

En paralelo a la canasta básica, la inflación de aceleró en agosto, informó el Indec

Pese al salto del dólar blue, no habrá disparada de la inflación

Pese al salto del dólar blue, no habrá disparada de la inflación

El mercado espera que las medidas presionen sobre el dólar blue, bonos y acciones

El mercado espera presión sobre el blue, bonos y acciones

En septiembre, la inflación está desacelerando

En septiembre, la inflación está desacelerando

El empleo industrial mejoró por primera vez en 30 meses

El empleo industrial mejoró por primera vez en 30 meses

Aunque incluyó IFE, el rojo fiscal se moderó en agosto

Aunque incluyó IFE, el rojo fiscal se moderó en agosto

El Indec ya reconoció que se aceleró la inflación

El Indec ya reconoció que se aceleró la inflación

El consumo energético industrial creció 3,3% en agosto y el sector siguió encendiendo las máquinas

La industria encendió más máquinas en agosto