El déficit operativo de la Anses volvió a agrandarse el año pasado, al alcanzar el equivalente al 3,1% del PBI, el mayor de los últimos 20 años, estimó en un informe el IERAL, de la Fundación Mediterránea. Se trata del rojo que surge de restar el gasto del organismo previsional a sus ingresos "genuinos", determinados por los aportes de los trabajadores registrados, a los que se añaden otros tributos como el impuesto al cheque para cubrir ese bache.

El IERAL advirtió que esta diferencia se redujo paulatinamente desde el 2000 al 2010 a pesar de las moratorias implementadas durante esos años, pero a partir de 2011 comenzó a agrandarse, en un proceso que se agudizó desde la llegada de Cambiemos al poder.

Es que al margen de la incorporación de 3,6 millones de personas que no contaban con los años de aporte necesarios para retirarse -lo cual llevó a la duplicación del número de jubilados-, la rebaja en los aportes patronales, la destrucción del empleo formal y el aumento de la precarización, sumado a la devolución del 15% de coparticipación que se detraía a las provincias llevaron al organismo previsional a una situación de fragilidad. De ahí el paquete de emergencia que aprobó el Gobierno para congelar la movilidad y subir impuestos que irán a parar a la Anses.

"Esta situación se pone en evidencia al advertir que el sistema cuenta con sólo 1,4 aportantes por cada beneficio previsional conferidos", evaluó el IERAL. Es la menor proporción desde 1995 y la que se observa desde 2016.

Otro de los intentos del macrismo por hacer frente a este agujero fiscal fue el cambio de la fórmula para ajustar los haberes a fines de 2017, que implicó una poda promedio del 20% en el poder adquisitivo de los jubilados. En ese sentido, el informe puntualiza que de los ocho aumentos trimestrales otorgados desde ese entonces (anteriormente era semestral), sólo en una ocasión le ganó a la inflación de los tres meses previos, en junio de este año.

El instituto proyecta un empate en marzo y una suba real a mitad de 2020 con la fórmula suspendida, siempre y cuando haya un escenario de inflación descendente en torno al 35% anual. Así, las jubilaciones podrían haber finalizado 2020 con una mejora del 6,4%.

"Lo más probable es que se elija una situación en la que la mayoría de los jubilados no pierden contra la inflación durante 2020 o contra lo que hubieran sido el ajuste por la anterior movilidad, mientras que una minoría pierde contra la movilidad anterior e inclusive versus la inflación, pero que en la suma total del gasto previsional, su peso sobre el PBI caiga en 2020", pronosticó el IERAL.

Más notas de

Ignacio Ostera

La inflación mayorista se desaceleró a 1,5% por freno al dólar y tarifas

La inflación mayorista se desaceleró a 1,5% por freno al dólar y tarifas

Se desacelera la producción de gas por el freno de Tecpetrol

El área a cargo de Techint fue la que más creció desde 2018

Luego del anuncio de aumento en jubilaciones, el Gobierno apura la ley de nueva movilidad

Luego del anuncio de aumento en jubilaciones, el Gobierno apura la ley de nueva movilidad

Alberto se acopla a Cristina y advierte que el FMI violó su estatuto para prestarle a Macri

Gerry Rice negó que se haya violado el convenio constitutivo

El Gobierno envió un guiño a los tenedores de AF20 y los bonos rebotaron hasta 18%

Guiño a los tenedores de AF20 hizo rebotar los bonos un 18%

Fin del "veranito": el AF20 se hundió más de 30% y arrastró a la Bolsa

El fin del "veranito" y los más golpeados

Fracasó la licitación de los bonos para pagar el AF20 y crecen las chances de reperfilamiento

Fracasó la colocación de Bonos del Tesoro para pagar el AF20

Economía reabre los tres bonos del canje en busca de $100.000 M para el vencimiento del AF20

Nueva prueba de Guzmán ante el mercado

Electrodomésticos, textiles y minería, los sectores que más crecerán en 2020

El Gobierno busca fomentar actividades extractivas

La construcción cayó casi 8% en 2019 y se perdieron 55.000 empleos desde su máximo

La construcción cayó casi 8% en 2019 y se perdieron 55.000 empleos