Los ingresos de divisas del campo son récord en el mes de liquidaciones que hoy termina. Se debe a la expectativa de mayores retenciones a la exportación del complejo oleaginoso. Pero esta lluvia extraordinaria de dólar soja podría traerle problemas en los primeros 100 días de gobierno de Alberto Fernández.

La liquidación de de divisas por parte del complejo oleaginoso marcó récord histórico en noviembre y permitió al Banco Central, supercepo mediante, comprar divisas por unos 2.000 millones de dólares, en el mercado de cambio.

Pero mientras este ingreso extraordinario beneficia a Mauricio Macripacifica la plaza cambiaria en la actualidad, el próximo Gobierno pordía tener problemas si este anticipo de liquidaciones se convierte a partir de enero en una sequía de dólares del campo para Alberto Fernández.

"La aceleración actual estaría anticipándose a una realidad que podría estar determinada por retenciones más elevadas -¿35%?-. Pero no debe dejar de considerarse su interacción con la expectativa de devaluación del tipo de cambio y de precios internacionales, además de otras medidas que podrían afectar el manejo de los flujos previamente liquidados", explicó un informe de Quantum Finanzas

La consultora que dirige Daniel Marx indicó que el propio efecto de la mencionada anticipación sobre la oferta exportadora de 2020, puede alterar ritmo de futuras liquidaciones, con consecuencias sobre el tipo de cambio.

Diversos analistas piensan que la brecha cambiaria podría aumentar considerablemente el año próximo, con un despegue de la cotización del dólar blue que hoy ronda los 70 pesos, y un salto mayor en los tipo de cambio implícitos en operaciones bursátiles conocidos como dólar CCL y dólar MEP.

Quantum completó que desde el resultado de las PASO de agosto se aceleró la liquidación de exportaciones agrícolas, que hasta ese momento era menor que hace un año atrás, aun cuando existe un aumento del 30% en el valor de la cosecha. 

Esto fue así porque la expectativa de que la nueva administración aumentará las retenciones a las exportaciones llevó a una aceleración en el ritmo de liquidación, con consecuencias importantes sobre el mercado de cambios. El BCRA compró reservas internacionales por más de 2.000 millones de dólares desde fines de octubre y logró revertir la caída en el stock manteniendo el tipo de cambio estable.

Claro que gran parte de este logro se debió a la imposibilidad por parte de personas jurídicas de comprar dólares para atesoramiento y el límite a 200 dólares por mes para personas humanas, restricciones conocidas como el supercepo.

De hecho, mientras las personas pudieron comprar hasta 10.000 dólares por mes en el mercado de cambio, adquirieron un récord de 4.200 millones de dólares durante octubre.

Estas restricciones impuestas por la autoridad monetaria que conduce Guido Sandleris permitieron la acumulación oficial de divisas, pero esto no hubiese sido posible sin la mayor liquidación del agro derivada de la expectativa de mayores derechos de exportación para el sector.

"Desde agosto casi se duplicó el monto de liquidación de exportaciones respecto de un año atrás, alcanzando los 2.100 millones de dólares promedio mensual en el período agosto-octubre, contra 1.300 millones en el mismo período de 2018", comparó Quantum.