La nueva ministra de Economía, Silvina Batakis enfrentará un escenario crítico, con una actividad estancada y que se avecina a una recesión. Además, la inflación, las dificultades cambiarias, con un atraso del precio del dólar récord para la gestión actual, y unos vencimientos de deuda en pesos top para el próximo trimestre, con las metas del FMI pisando los talones y haciendo transpirar con la posibilidad de un default si hay incumplimiento, complican el panorama.

El cocktail es complejo para Batakis. Fuera de las dificultades que agrega la crisis política, en los fundamentos macro un nubarrón fundamental lo aporta la actividad económica. Si bien el presidente Alberto Fernández señaló que los actuales problemas de reservas se daban por el nivel de crecimiento, lo cierto es que entre diciembre y abril la suba del PBI, según el Indec, fue de apenas 0,1% y para mayo se proyecta una caída de entre 0,9% y 1,2%. Además, el consenso de economistas de la city relevado en el REM del BCRA prevé una baja de 0,9% en el segundo trimestre y de 0,4% en el tercero. Lo que se dice “recesión técnica”, si se termina verificando. 

Desde el Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (CESO) afirmaron respecto a las dos posiciones dominantes en el frente oficialista: “Ambas posiciones pecan de optimistas, ya que se concentran en el debate sobre la distribución de los frutos de un crecimiento económico que tiene escasas chances de ser sostenido. La reciente corrida cambiaria corrió de la escena al debate distributivo en el FdT y puso el foco sobre estrategias más defensivas respecto a la obtención o resguardo de divisas”.

Lo cambiario refiere a la variable clave que marcará el destino de la nueva ministra en el corto plazo. Este mismo lunes se juega un partido fundamental y seguirá así en el mediano plazo. La primera reacción de las cotizaciones relacionadas con el dólar que no descansan los fines de semana fue pegar un salto hasta acercarse a los $300, tal el caso de alguna stablecoin. Para los dólares financieros, que son el termómetro de la expectativa de devaluación, se esperan fuertes presiones en los próximos días y el oficial, aunque tiene cepo, es mirado de cerca por el mercado por su nivel récord de atraso.

En ese sentido, desde Ecolatina remarcaron acerca de la dinámica de junio: “El tipo de cambio real cedió: el multilateral se apreció casi un 1%. Jugó particularmente en contra la depreciación (punta a punta) de casi 10% del Real durante junio (aunque solo 1,5% promedio mensual), una performance lógica dado el turbulento contexto internacional. De este modo, en el primer semestre el tipo de cambio real se aprecia un 7%”.

Al respecto, se destaca que el acuerdo con el FMI no permite semejante atraso, aunque, tal como afirmó Ecolatina, “un ajuste cambiario relajaría parcialmente las presiones compradoras en el mercado de cambios oficial, a costa de una mayor inflación y menor actividad en el corto plazo”. Y ahí los otros dos grandes problemas de la economía: la inflación que apunta al 75% interanual en diciembre y que viene generando una nueva caída de 1,4% en los salarios reales, para lo que va del año, y una actividad económica ingresando en una posible recesión, con el consumo resentido y dificultades fiscales para impulsar desde la política del gasto.

Justamente, lo fiscal es lo que cierra el panorama complejo de variables macro. El rojo primario se disparó en mayo y, por estacionalidad, no dará tregua en junio. Para lo que viene, entre ese déficit y las obligaciones de la deuda en pesos, la dificultad principal recaerá sobre las necesidades de financiamiento. La nueva dirigencia económica tendrá la dificultad de tener que cumplirle al FMI la meta de 1% de emisión.

La consultora Quantum reseñó: los vencimientos en pesos ascienden a $2 billones entre julio y septiembre, es decir 2,7% del PBI y el déficit fiscal del trimestre puede llegar a $900.000 millones, o sea 1,2% del PBI. Asi que las necesidades de caja totales en peso treparán a $2,8 billones, es decir3,9% del PBI. Incluso con un desafiante rollover de 100% de la deuda, la base monetaria crecerá 22% en ese caso, con una demanda de dinero en esperable caída. "El desafío que se enfrenta en este trimestre no es menor", remarcaron.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El gasto energético frenó en julio y los anuncios de Massa ahorran 0,3% del PBI

El gasto energético frenó en julio y los anuncios de Massa ahorran 0,3% del PBI

Por paritarias, los salarios registrados cerraron el semestre con leve alza

Por paritarias, los salarios registrados cerraron el semestre con leve alza

El BCRA subió fuerte la tasa y la acercó al IPC, pero aún es negativa

Los plazos fijos ofrecen 5,1% en agosto

Tesoro subió tasa al 90% y logró una renovación extraordinaria

Tesoro subió tasa al 90% y logró una renovación extraordinaria

El Tesoro sube la tasa y le da margen al BCRA para aumentar la de plazos fijos

El BCRA tiene nuevo margen para aumentar la tasa de los plazos fijos

Batakis se reunió con Georgieva y reafirmó su compromiso

Las partes juzgaron la reunión como extensa y productiva

Alertan por el incentivo macro a tomar crédito y no liquidar exportaciones

Alertan por el incentivo macro a tomar crédito y no liquidar exportaciones

Una familia que alquila necesita $190.000 por mes para no ser pobre

Una familia que alquila necesita $190.000 por mes para no ser pobre

El rojo primario superó el 1% del PBI pero se cumplió la meta con el FMI

La promesa de Batakis es suspender los rojos mensuales

Remarcación: los costos empresarios fueron por debajo del IPC

Remarcación: los costos empresarios fueron por debajo del IPC