En línea con el Gobierno, la provincia de Buenos Aires salió a cruzar a los bonistas, luego de que este martes por la mañana un comité de acreedores, que representa a tenedores de más del 40% de la deuda elegible bonaerense, afirmara que la oferta de reestructuración presentada por la administración de Axel Kicillof es "unilateral" y "coercitiva", y ratificara su rechazo a la propuesta.

"El Ministerio de Hacienda y Finanzas de la provincia de Buenos Aires lamenta el desafortunado comunicado que hiciera público hoy el comité directivo (steering committee) del grupo ad hoc de tenedores de bonos de la provincia en medio de las conversaciones que la provincia ha venido llevando adelante de buena fe", señala el comunicado difundido este martes por la noche por la cartera bonaerense.

Desde el gobierno provincial destacaron que pese a estar afrontando "uno de los momentos históricos más difíciles por la pandemia desatada por el Covid-19", han mantenido y continúan manteniendo conversaciones "sobre la base de total transparencia y buena fe" con la gran mayoría de los tenedores de bonos bonaerenses, "entendiendo que un proceso colaborativo es necesario para obtener el resultado esperado".

Según indicaron desde el Ministerio de Hacienda, la oferta presentada públicamente no solo permite la recuperación de la sostenibilidad de la deuda provincial sino que incorpora algunas de las ideas y peticiones que acercaron los acreedores a lo largo del proceso de negociación. "Es importante resaltar que toda la oferta se cimenta en los mecanismos y herramientas legales hoy disponibles bajo los contratos existentes, los mismos contratos que fueron aceptados por los tenedores al adquirir bonos de la provincia", afirmaron.

En cuanto a la propuesta presentada a la provincia por el comité de acreedores que este martes volvió a manifestar su firme rechazo a los términos de la oferta de canje del gobierno bonaerense, desde Hacienda señalaron que "lamentablemente no pudo ser considerada viable por la ausencia de un alivio significativo de la deuda; es más, para ciertos bonos la deuda terminaría incluso resultando más cara en términos de valor presente". "Una propuesta que solo brinda un alivio de corto plazo hipotecando el futuro de la provincia nunca puede ser una solución aceptable. Insistimos en la necesidad de recibir las consideraciones dentro del marco presentado, que todavía está pendiente por parte del comité", resaltaron.

Y agregaron: "Hemos realizado la mejor oferta que consideramos posible dentro de nuestras restricciones. En este momento nos encontramos en diálogo continuo con los tenedores de bonos, y es en este sentido que nos mantenemos abiertos a todas aquellas consideraciones que se enmarquen en los lineamientos de sostenibilidad que hemos presentado".