El Gobierno nacional ya giró a las provincias $20.000 millones correspondientes al Programa de Emergencia Financiera destinada a los distritos, compuesto por $60.000 millones de Aportes del Tesoro Nacional y $60.000 millones en forma de créditos a tasa cero.

Según informó la secretaria de Provincias del ministerio del Interior, Silvina Batakis, ya se anotaron dos gobernadores para pedir los préstamos oficializados hoy en el boletín oficial, que comenzarán a pagarse en diciembre, tienen tres años de gracia y ajustan el capital de acuerdo al Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), ligado a la inflación.

Se tratan del chubutense Mariano Arcioni y el tucumano Juan Manzur, dos de los mandatarios que se encuentran más complicados en lo que respecta a las cuentas públicas de sus provincias.

Batakis señaló en declaraciones a Télam que "las provincias pueden enviar desde ahora su pedido, de hecho, Tucumán y Chubut ya lo hicieron", mientras que aclaró que "seguramente habrá distritos que no lo van a pedir". "La semana que viene tendría que estar todo aceitado y se empezarían a entregar los primeros montos", adelantó la funcionaria.

En ese sentido, tampoco Chaco y La Rioja muestran un porvenir demasiado alentador en lo que respecta a sus arcas, más si se tiene en cuenta que el empleo estatal equivale al 60% de los puestos registrados, situación que también se observa por ejemplo, en Catamarca.

Por lo pronto, el reparto de estos primeros $20.000 millones se realizó en base al índice de Coparticipación Federal Impositiva (CFI), en tanto que los restantes $40.000 millones aún no tienen definido el mecanismo de distribución. Fuentes oficiales precisaron que en ninguna de las dos partidas que conforman el programa está contemplada la Ciudad de Buenos Aires, con la que la Nación negocia por una reducción del coeficiente, y además recibe recursos en base a la coparticipación primaria y no secundaria como las provincias.

En la cartera conducida por Wado De Pedro evalúan que ese segundo tramo podría aplicarse el criterio con el que se giraron a fin de marzo unos $6.000 millones para que los mandatarios hagan frente a las urgencias originadas por la pandemia de coronavirus (Covid-19). Esto es, un 80% por CFI y el 20% de acuerdo a la población local.

Según un informe del Ieral, de la Fundación Mediterránea, si se aplica ese criterio se beneficiaría Buenos Aires a costa de una merma considerable en términos relativos para Catamarca, Formosa, La Pampa, La Rioja y Tierra del Fuego.

Al mismo tiempo, desde Interior recordaron que provincias y municipios grandes tendrán a disposición USD1 millón cada uno, no reembolsable, correspondientes a una línea del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

Más notas de

Ignacio Ostera

En plena cosecha gruesa, las cerealeras vendieron un 42% menos de dólares

En soja y maíz la comercialización cayó 50%

Prat Gay sobre el canje: "Para los bonistas es mucho mejor arreglar que hacer juicio"

Prat Gay: "Para los bonistas es mejor arreglar que hacer juicio"

Retoman tareas en 24 rutas y el gobierno apuesta al efecto multiplicador de la obra pública

Retoman tareas en 24 rutas y el gobierno apuesta a la obra pública

Portezuelo del Viento: estalló la guerra entre Mendoza y la Cámara de la Construcción

El gobernador se despachó con una dura nota

Portezuelo: la Cámara de la Construcción advirtió a Mendoza que grandes empresas se bajarán de la licitación

Quedan menos de tres semanas para la apertura de sobres

Fuego cruzado entre empresas en la recta final de la licitación de Portezuelo del Viento

Sigue la guerra por un proyecto que insumirá USD1.000 millones

Por presión de gobernadores, reimplantan el barril criollo a USD45 y bajan retenciones

Por presión de los gobernadores, vuelve el barril criollo a USD45

Bajo la mirada del Gobierno, empresas postergan pagos de dividendos

El HSBC resolvió patear una distribución de ganancias por $1.500 millones

Derrumbe histórico en la construcción: cayó 47% en marzo, en el comienzo de la cuarentena

Derrumbe histórico en la construcción en el comienzo de la cuarentena

La cuarentena golpeó de lleno en la recaudación de abril, que subió sólo 11%

La recaudación fue 40 puntos menos que la inflación