El mercado aplazó el debut de las medidas que el Gobierno nacional implementó para bajar la tensión cambiaria y buscar achicar la brecha del dólar. A pesar de un inicio de ronda estable, el MEP se comercializó a $160,92, con una suba del 4,9%, y el contado con liquidación acompañó la tendencia con otro 4,1%, y quedó en $171,85. Las explicaciones del traspié fueron variadas, entre instrumentos que quedaron a mitad de camino y un anuncio de licitación que frenó el impacto positivo.

Lo cierto es que las medidas anunciadas por el ministro Martín Guzmán encontraron resistencia de parte del mercado, en donde pusieron en duda la confianza que generaron los anuncios. Los números del cierre mostraron que se achicaba la brecha entre estos dos tipos de cotizaciones, pero se ampliaba contra el dólar oficial mayorista hasta la zona de 121%.

La mayoría de los operadores y analistas coincidieron en que las medidas van en la dirección acertada, pero "se quedan cortas" para la dimensión de las tensiones cambiarias. "Son medidas que deberían haber ido más allá, sacar el parking directamente o la restricción de tres meses que impone la compra de dólar ahorro sobre el Contado con Liquidación (CCL)", afirma el analista financiero Christian Buteler.

En el mercado coincidieron en que la medida que más resultados logrará es la subasta de bonos en dólares por USD750 millones que se realizará el 9 y 10 de noviembre y permitirá salir del país en esa moneda a fondos de inversión extranjeros que hoy se encuentran "atrapados" en activos pesos. Resta saber las condiciones que tendrá, pero es una forma de que quienes quieren retirarse, no lo hagan a través del CCL y presionen en alza su valor.

Juan Ignacio Paolicchi, economista de la consultora Eco Go, sostuvo que "está bien que saques a Pimco del juego", uno fondos extranjeros que más deuda en pesos tiene, pero que esta medida "llega tarde porque tenés tasas del 15%; debías hacerlo cuando estaban en 9 o 10%, para no emitir más deuda para saldar la diferencia".

Paolicchi también consideró que las medidas debieron "ir más al hueso", pero creyó que los anuncios "están bien orientados" para agregar más jugadores a los dólares financieros y no restringir oferentes ni compradores. También dijo que se "va despacio, con tranquilidad como si hubiera una situación estable", cuando no es así.

"Si hacia adelante no das muestras de que vas a corregir el déficit, el mercado va a seguir presionando sobre la brecha", afirmó el economista, y analizó que el Presupuesto 2021 "da pocas señales en este sentido". De acuerdo con el proyecto, el Gobierno prevé reducir el rojo primario en alrededor de 3 puntos hasta el 4,5% del PBI, un nivel que en el mercado consideran todavía muy elevado.

Dólar Blue

La divisa informal es la que más se disparó en los últimos días y se alcanzó los $181 por unidad. En relación a esta problemática, Buteler afirma que "si bajan los dólares paralelos, el blue va a bajar".

Paolicchi es un poco más escéptico hacia adelante: "Es difícil de saber cómo va a reaccionar. Si no tomás medidas de fondo, puede ser que baje por unos días, pero la presión del gasto proyectado para el año que viene lo va a empujar en alza".