A la espera del dato oficial de la inflación de septiembre, que se conocerá el jueves de la semana que viene, los diferentes analistas del mercado prevén una suba de precios del 2,8% en el mes, lo que de confirmarse implicaría una aceleración del índice respecto al mes anterior, la primera después de seis meses.

Según el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del Banco Central elaborado en los últimos días de septiembre y publicado el último jueves, los analistas estiman que la tasa de inflación mensual sería de 2,8% en el mes de septiembre.

Este dato supondría una reversión de la tendencia de los últimos meses. Tras tocar un pico máximo de 4,8% en marzo pasado, el IPC del Indec comenzó una desaceleración escalonada en los siguientes cinco meses hasta lograr un piso del 2,5% en agosto.

Sin embargo, el propio REM advierte que el pronóstico del mercado para agosto también había sido del 2,8% (0,3 pp. mayor al real), por lo que en septiembre podría repetirse un índice de precios similar al de ese mes que, al menos, no muestre una nueva aceleración. 

Un nuevo aumento intermensual en la inflación sería un mal escenario per sé para el Gobierno, pero especialmente tratándose de los meses anteriores a las elecciones del 14 de noviembre y mientras implementa una batería de medidas para que aumenten los ingresos reales de los diferentes sectores.

Inflación en Argentina

En base a su pronóstico, el mercado anticipa que la inflación minorista será del 48,2% en 2021, aunque en este caso sí reconociendo una leve baja en esta cifra, de 0,2 pp. respecto a la medición previa. En 2022, prevén una inflación total apenas por debajo, del 46%.

La inflación interanual, por otra parte, se ubicó en agosto en 51,4%.

El próximo jueves 14 de octubre se conocerá el dato oficial de la inflación de septiembre mediante la publicación del IPC del Indec. El organismo estadístico difundirá dos índices más antes de las elecciones generales, el último de ellos solo tres días antes de los comicios.