La provincia de Buenos Aires'> Buenos Aires dejó de recaudar $42 millones en menos de dos años por la pérdida en el cobro de impuesto a los Ingresos Brutos surgido del Pacto Fiscal que firmó el entonces gobierno de María Eugenia Vidal con el Estado nacional cuando era conducido por Mauricio Macri. Esa falta de ingresos impactó en la combinación con la caída de la actividad producto de la cuarentena obligada por la pandemia, lo que generó un derrumbe en términos reales de la recaudación del 30%.

"La recaudación bonaerense viene cayendo hace dos años en términos reales", confirmó el presidente del ARBA'> ARBA, Cristian Girard, quien además afirmó que ahora "está muy afectada por el parate económico" provocado por el coronavirus.

En declaraciones radiales, el funcionario aseguró que "la provincia de Buenos Aires'> Buenos Aires registra caídas de recaudación en términos reales desde marzo de 2018, es decir que viene perdiendo ingresos ininterrumpidamente", y remarcó que "de dos años a esta parte, todos los meses los aumentos de la recaudación fueron inferiores a la inflación".

Para el titular de ARBA'> ARBA, esa marcada tendencia de pérdida de recursos es producto de dos cosas: "Una es la firma del pacto fiscal, que se hizo durante el gobierno anterior, que implicó la reducción de alícuotas de Ingresos Brutos, que es un impuesto que representa el 70% de la recaudación bonaerense". La pérdida fue de $42 millones, lo que equivale a la recaudación de un mes entero.

"La otra es la caída de la actividad, porque es un tributo que está atado al nivel de ventas. Entonces, en la medida que disminuyen la actividad y las ventas cae la recaudación. Y a esto se debe sumar el descontrol cambiario y el consecuente impacto en los precios que tuvo la suba del dólar de $20 a $60", apuntó.

Girard subrayó: "esos fenómenos, que son resultado de la política económica del gobierno de Cambiemos, marcaron una tendencia de pérdida de recursos que es la que nosotros nos encontramos al asumir".