La caída histórica del petróleo a nivel internacional -que incluso llegó a números negativos por primera vez- no hará bajar el precio de los combustibles en Argentina porque el país toma como referencia el "barril criollo", además de no estar ajustado al valor del dólar, según aseguraron los expendedores.

El presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de la República Argentina (Cecha), Gabriel Bornoroni, aseguró que este colapso a nivel mundial del petróleo "no va a hacer que baje el precio de los combustibles" en nuestro país.

De acuerdo a Bornoroni, Argentina "tomó la decisión de congelar sus precios, aislarse del valor del dólar y tener la referencia en un barril criollo, por lo que estas variaciones externas no nos afectan tanto y no modifican los precios de los combustibles aquí".

En este contexto, el dirigente consideró que esa decisión "fue acertada, no sólo para evitar la suba de precios en el mercado local, sino también para preservar el trabajo".

"En otras oportunidades subió el precio del dólar y en otras subió el crudo, y sin embargo la Argentina mantuvo el precio de los combustibles", destacó el empresario.

Incluso, los precios actuales del combustible podrían mantenerse hasta fin de año, ya que "hay un barril criollo que permite la fluctuación del precio internacional y la estabilidad de precios en la Argentina", evaluó Bornoroni.

Este martes, los precios del petróleo crudo a nivel internacional continuaban en mínimos de dos décadas, ante la escasa demanda mundial provocada por la cuarentena que aplican numerosos países con el objetivo de minimizar los efectos de la pandemia de coronavirus.

El valor del barril de crudo WTI -referencia para el mercado de Estados Unidos- descendía 20,85% para su entrega en junio próximo.