El precio del asado subió 28,5% en diciembre, un mes en que la carne registró fuertes aumentos, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

El Indec difundió a las 16 la evolución del Índice de Precios al Consumidor ( IPC) de diciembre, que registró una inflación de 4%, mientras que el acumulado anual fue de 36,1%.

Además del salto en el precio del asado, que ya supera los 500 pesos el kilo, el Indec informó también un alza de 20% en el precio de cortes populares como la nalga (+20%), el cuadril (+19%) y la picada (10,9%).

El relevamiento de precios también mostró que la carne de pollo subió 16,1% en el último mes del año.

Mientras el consumo de carne vacuna fue el más bajo de los últimos 100 años, el de pollo marcó máximos históricos en 2020, de acuerdo con datos del Ieral, instituto de investigaciones económicas de la Fundación Mediterránea.