El precio del petróleo bajó el viernes luego de fuertes subidas durante la semana gracias a los buenos indicadores económicos de Estados Unidos y China. A un año de una de su caída más importante, la industria petrolera todavía aguarda la regularización de la oferta una vez superada la pandemia.

El barril de Brent del Mar del Norte para entrega en junio bajó a 66.77 dólares en Londres, con caída de 0.25%. En Nueva York el barril de WTI para mayo perdió 0.52%, a 63.13 dólares. Esto representa un freno a la suba que sucedió durante la semana gracias, en parte, al impulso que recibieron las economías chinas y norteamericanas

“Los precios se ajustan luego de la muy sólida alza que vimos (en la semana), pero seguimos en niveles altos en un contexto de optimismo económico relativo”, explicó James Williams, del sitio WTRG Economics, un portal especializado en el rubro de los petroquímicos. 

En este sentido, Williams agregó que el repunte de casi tres dólares por barril que se vivió durante los últimos días está relacionado también a las previsiones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y de la Agencia Internacional de Energía (AIE): “Piensan que la demanda de petróleo será más fuerte de lo que estimaron”, sintetizó el experto. 

A un año del “lunes negro”

Durante 2020, los mercados globales del petróleo perdieron cerca de un quinto de su valor a causa de los estrictos confinamientos por el coronavirus y una guerra de precios entre los gigantes petroleros Arabia Saudita y Rusia.

El colapso llegó el 20 de abril de 2020 cuando el crudo de la variedad WTI cerró con precios negativos en Nueva York, por primera vez en su historia, en los contratos para entrega en mayo. Como consecuencia de la abultada extracción y la falta de depósitos de almacenamiento tanto en las plantas productoras, en los ductos y en las destilerías, como en las bodegas de los supertanques y la caída de la demanda por el Covid-19.

Ese "lunes negro", el barril del crudo WTI que se comercializa en EE.UU. para los contratos de futuros con entrega en mayo, concluyó con un precio de -30,80 dólares, es decir, una baja de 49 dólares, equivalente al 268,64% respecto del cierre del viernes anterior.

Panorama actual

Aunque los precios del petróleo subieron en los últimos 2 meses del 2020 y con todo, el petróleo WTI perdió 25% el año pasado. La menor cantidad de vehículos en las calles, la escasa presencia de aviones en los cielos, la reducción de los fletes marítimos, y por el otro, las economías de por sí ralentizadas por la pandemia ya no necesitan las cantidades de petróleo proyectadas antes de la crisis.

Ahora, el crudo fluctúa entre 60 y 64 dólares en un marco de incertidumbre debido a que las vacunas no alcanzan para inmunizar a toda la población y la demanda no termina consolidarse. Por esa tazón, en la última reunión de la OPEP se había consensuado recortes en la producción mundial de petróleo, una decisión impulsada tanto por Rusia y como por Arabia Saudita.