El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reveló hoy que intercedió ante el presidente del fondo de inversiones BlackRock, Larry Fink, para que acepte una quita en sus tenencias en el marco de la renegociación de la deuda externa argentina, por pedido de Alberto Fernández.

Se trata de la mayor firma administradora de activos del mundo, y que mantenía una de las posiciones más duras contra el país.

"Tengo relación con empresarios, hablé por teléfono hace poco con Larry Fink que es el presidente del fondo de inversiones Black Rock", reveló López Obrador esta mañana en conferencia de prensa en la capital mexicana.

Según relató, Alberto Fernández le habló porque "sabía que yo tenía buena relación con Larry Fink". "Ellos estaban buscando una negociación de su deuda. Y ya tenía un dictamen de cuánto podían reconocer de la deuda de Argentina. Él quería cumplir pero que no quería firmar nada y luego que se incumpliera con las obligaciones. Que se aceptara la propuesta de ellos que era en aquel entonces de pagar el 41 por ciento de la deuda, una quita del 59 por ciento", detalló el mandatario mexicano.

"Y yo le hablé a Larry Fink, él es una buena persona -prosiguió AMLO-, el Presidente de Argentina excepcional. Entonces le expliqué a Larry Fink, estaba enterado completamente del asunto y empezaron a hacerle la propuesta como es las negociaciones. Me explicó que no dependía sólo de ellos. Además los fondos de inversión tienen que ver con personas que invierten en estos fondos. El caso es que iba a proponer a su consejo una disminución del 50 al 55 por ciento o que se aceptara por parte de Argentina, para decirlo mejor, del 50 al 55 por ciento de la deuda total".

"De todas maneras, era una quita. Por un lado 41, luego me enteré que ya no era el 41 sino el 39, y por otro lado de 50 a 55 y ahí estaba, en eso estaba. Entonces hablé con ese propósito", contó el presidente mexicano.

Asimismo, el jefe de Estado mexicano manifestó que la "recomendación es siempre en el sentido de que es mejor el arreglo para todos porque aunque parece que es un asunto, pues sí, a veces estas cosas afectan la estabilidad económica financiera del mundo, de otros países".

"Ahora, por ejemplo ayer, corrió la noticia de los rebrotes de la pandemia y se cayeron las bolsas y nos pasaron a perjudicar también a nosotros porque nuestro peso se depreció. Nada más por un informe. A veces con fundamentos, a veces no, pero así se manejan los mercados, hay nerviosismos, tiene que ver mucho la confianza. Nosotros estamos en una situación muy favorable", concluyó López Obrador, acaso el mandatario latinoamericano con el que Alberto Fernández tiene mayor sintonía.