El resultado de las elecciones no trajo cisnes negros. No hubo un repunte del oficialismo que provocara miedos y enojos en los mercados. Tampoco se registró una victoria opositora que provocara cambios de gabinete o declaraciones disruptivas. La dinámica previa de los dólares paralelos, que trajo una aceleración importante en la suba de las cotizaciones, hace prever que los días posteriores a las urnas vendrán con relativa calma. La cuestión cambiaria lejos está de haber encontrado una solución pero tampoco se esperan grandes oleadas en la próxima semana.

El dólar blue perforó con ganas la línea de los $200 en los últimos días de la semana pasada. Se trató de una sobrecobertura previa a la contienda electoral, con la expectativa de que hubiese alguno de esos cisnes negros con potencial de disparar a la cotización del dólar oficial. Hay cierta expectativa de que eso desacelere en los primeros días de la semana e incluso de que retrocedan levemente, potencialmente por debajo de los mencionados $200.

Hacia adelante, la cuestión es distinta. Las reservas escasean y seguirán escaseando e incluso se espera que caigan un tanto de acá a fin de año. Para la consultora Equilibra, sin ir más lejos, se perderan otros USD1.200 millones en los próximos dos meses. La capacidad del Gobierno para sostener un crawling peg al ritmo electoral del 1%, muy por debajo de la inflación de 3,5% promedio mensual, es por demás limitada. Si bien hay discusión acerca de si habrá un mínimo salto cambiario, lo que se espera es que la devaluación mensual converja al ritmo de la inflación.

El acuerdo con el FMI obligará a ello. Y, además, lograr ese arreglo será condición para que haya estabilidad, ya que los pagos del 2022 resultan impagables dado el nivel de reservas.

El presidente de Patente de Valores, Santiago López Alfaro, señaló: “No debería haber muchos cambios para el dólar en estos días. Los movimientos son cuando hay algo no esperado. Por ejemplo, que el Gobierno ganara todo, que diera vuelta La Pampa. No esperado era que Juntos ganara por muchísimo. Nada de eso sucedió y el riesgo ya está muy descontado por la cobertura contra el dólar de los días previos. La cotización de los paralelos es cara a nivel histórico, así que puede aflojar. Quedará en estos niveles por un tiempo y ajustará por inflación”.

Y agregó: “Aun así, la macro es muy compleja y ahora nos vamos a olvidar rápido de las elecciones. Puede disminuir la cobertura durante unas semanas pero en lo que vamos a pensar enseguida es en la cosecha, en la sequía y en el acuerdo con el FMI”.

Coincidió el analista financiero Christian Buteler: “El salto de los paralelos en las últimas semanas fue demasiado. Eso es porque se cubren frente a la expectativa de que pase algo que genere un incremento en el oficial. En cuanto se vea que ni el lunes, martes ni el miércoles se da una devaluación del 30%, los alternativos se van a tomar un descanso. No van a bajar todo lo subido pero sí un poco, por debajo de $200. Ya el mismo viernes retrocedió el blue. Y es que no está atrasado el oficial. Si comparás con 2017 va muy por arriba de la inflación”.

Además, estiró la mirada hacia un plazo algo más largo: “Se va a volver a la política cambiaria del 2020, con el dólar subiendo al ritmo de la inflación. Puede ser a partir del lunes o de diciembre. Y, aunque el mercado tiende a esperar que haya un salto discreto, yo creo que no porque no es algo que vaya a solucionar la brecha. Vos podés subir el piso, elevando el oficial, y que también te suba el techo”.

El jefe de Estrategia de Balanz Capital, Ezequiel Zambaglione, coincidió en que solo un escenario apocalíptico, en el que el Gobierno sobrereaccionara a una derrota demasiado abultada podía disparar una demanda de dólares excesiva en el mercado: “El escenario complicado era si hoy echaban a Guzmán y entraba un reemplazante que fuera muy en contra de las políticas afines a un acuerdo con el FMI. Hacia adelante, nuestra visión era que el resultado no era relevante sino que dependerá de las decisiones que se tomen, de cómo se resuelve la interna. Hay que encaminarse a un acuerdo con el Fondo y a decisiones macro consistentes con eso. Eso baja la prima de riesgo y ayuda a bajar la brecha”.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El BCRA vuelve a vender dólares y tiene reservas netas hasta febrero

El BCRA vuelve a vender dólares y tiene reservas netas hasta febrero

En diciembre saltaron las importaciones y el superávit comercial fue mínimo

Las importaciones crecieron 59,1% interanual en diciembre

La inflación de diciembre hizo crecer más la pobreza

La inflación de diciembre hizo crecer más la pobreza

Los costos empresarios dieron cierta tregua en diciembre

Los costos empresarios dieron cierta tregua en diciembre

La deuda sobre PBI cayó fuerte y quedó en 82%

La deuda sobre PBI cayó fuerte y quedó en 82%

La tasa de interés le pone un techo a la devaluación diaria

La tasa de interés le pone un techo a la devaluación diaria

La inflación de 50% puede ser piso de acá en adelante

La inflación de 50% puede ser piso de acá en adelante

El BCRA compra dólares pero no alcanzan para la deuda

El BCRA compra dólares pero no alcanzan para la deuda

El salario siguió creciendo en noviembre

El salario siguió creciendo en noviembre

El extrañísimo año en el que el PBI crecerá por segunda vez consecutiva

El extrañísimo año en el que el PBI crecerá por segunda vez consecutiva