En septiembre, el balance comercial sufrió un tropiezo y, aunque hubo superávit, se redujo a un USD584 millones, alrededor de un tercio de lo que se había observado en los meses de pandemia. Las importaciones crecieron 3,1% respecto al mismo mes del año pasado y las exportaciones cayeron 18%. El resultado positivo fue el más chico desde febrero del 2019, cuando la megadevaluación comenzaba a revertir el signo de los balances externos.

Los números fueron publicados por el Indec a través del informe del Intercambio Comercial Argentino (ICA) de septiembre. Mostró que, en comparación con agosto, las exportaciones cayeron 4,7% desestacionalizado. En cambio, las importaciones treparon 22,7%.

Hasta acá, los números publicados por el Indec a lo largo de la pandemia venían demostrando un superávit por encima de los USD1.400 millones, con pronósticos que lo acercaban a los USD20.000 millones para la totalidad del año. En ese sentido, las complicaciones externas se vienen justificando más por la discrepancia entre lo declarado en Aduana y lo liquidado en el mercado de cambios, por la expectativa de devaluación.



El economista jefe de Ecolatina, Matías Rajnerman, sostuvo: "Después de más de dos años, en septiembre volvieron a crecer las importaciones 3,1% interanual. ¿Mejora de la actividad? ¿Llegó la recuperación? Todo lo contrario: temores devaluatorios o de endurecimiento del cepo que provocan adelantamiento de compras. Qué difícil".

Lo cierto es que hay dudas acerca del nivel de actividad de septiembre. Desde el Gobierno afirman que todos los indicadores adelantados dan cuenta de una mejora y, de hecho, el consumo medido por el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITE-FGA) creció 6,7% mensual.

Por lo pronto, las importaciones de bienes de consumo crecieron 10,9% interanual y las de vehículos automotores 11,4%. Aunque también hubo suba en las compras externas dedicadas a lo productivo: las de bienes de capital treparon 9,4% interanual y las de bienes intermedios 12,6%. En cambio, cayeron 30,2% las de combustibles y lubricantes y 13,2% las de piezas y accesorios para bienes de capital.

Por su parte, la caída de las exportaciones fue unánime: las de productos primarios se desplomaron 29,8%, las de manufacturas de origen agropecuario 5%, las de origen industrial 19,4% y las de combustible y energía 35,1%.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

UVA y CER, los plazos fijos indexados fueron los preferidos en febrero para no perder contra la inflación

UVA y CER, los plazos elegidos para no perder contra la inflación

Los dólares exportadores alcanzaron para dar estabilidad en enero

Dólar: el campo mejoró 20% la liquidación respecto a diciembre

En el 2020, los bancos trabajaron más pero ganaron mucho menos

La tasa de los plazos fijos y de las Leliq y Pases provocó que los bancos privados perdieran dinero en diciembre

El BCRA observó caída del PBI en enero

El Banco Central aseguró que la posible interrupción del crecimiento en enero no parece anticipar una fase recesiva

Dólar: alivio por la vuelta del superávit de bienes

Dólar: alivio por la vuelta del superávit de bienes

El PBI acumuló ocho meses de recuperación

El PBI acumuló ocho meses de recuperación

El consumo terminó el 2020 con señales positivas

El consumo terminó el 2020 con señales positivas

Enero tuvo el menor déficit fiscal desde inicios del 2016

Enero tuvo el menor déficit fiscal desde inicios del 2016

Ancla cambiaria: el Banco Central ralentiza la devaluación y perforará el piso en febrero

El atraso cambiario del oficial podría tener consecuencias en los dólares paralelos

Hacienda publicará superávit primario durante enero

El menor déficit público mejoró las cuentas y le permitió al BCRA aflojar con la maquinita y la emisión