Las medidas del BCRA para evitar adelantos de pagos de importaciones surtieron efecto y eso ayudó para que la cuenta corriente, es decir la generación genuina y física de dólares, terminara con un renovado superávit de USD557 millones, luego de un bimestre agosto-septiembre de repetido rojo. Sin embargo, las diferencias en las liquidaciones de exportaciones siguen siendo abultadas y por ende, aunque menos, también en octubre el ingreso de divisas estuvo por debajo del saldo comercial de bienes.

Un poco más claro: el Indec publica todos los meses el balance de bienes con el exterior. En octubre dejó, por caso, un superávit bastante importante y de USD1.601 millones. Esas son las declaraciones juradas en Aduana, que no necesariamente coinciden con los pagos. El positivo del mercado cambiario publicado por el BCRA, es decir el ingreso de divisas efectivamente ocurrido, fue de USD1.375 millones. Se registra aun un diferencial de más de USD200 millones, aunque esa brecha había sido mucho más abultada en los meses previos y había trepado hasta USD1.300 millones en septiembre y USD1.700 millones en agosto.

La brecha cambiaria genera expectativas de devaluación y eso termina impactando en lo que sucede en el dólar oficial. Y es que, con una suba del dólar oliéndose en el aire, las exportaciones y sus liquidaciones tienden a postergarse y, al mismo tiempo, los pagos de importaciones se adelantan. Las medidas del BCRA de principios de octubre, que apuntaron a achicar esos pagos anticipados de compras externas, surtieron efecto. Con importaciones declaradas por USD5.247 millones en octubre, los pagos en el mercado cambiario fueron de solo USD4.553 millones. Cambio absoluto de signo respecto a la previa.

El investigador de la Universidad de General Sarmiento (Ungs) Mariano Arana señaló al respecto: “Las exportaciones responden ciclos de liquidación y preliquidación y los de las importaciones son más discrecionales. La mitad de las importaciones son comercio intraempresas, es una caja negra y mueve mucho, es deuda comercial. En las exportaciones, cuando no hay crisis severas, ves cierta regularidad entre el mercado de cambios y la Aduana. Cuando hay incertidumbre ves un desorden. Lo que se ve hoy puede ser parte del desorden de las elecciones, más allá de que siempre va a dar distintos números. También se vio muy claro cuando el gobierno de Mauricio Macri desreguló el comercio exterior, ahí se vio claro un cambio de tendencia, aumentan las deudas externas privadas por la vía comercial y merman las liquidaciones de exportaciones”.

De ahí que se haya generado una suba importante del superávit de bienes, al fin de cuentas el que genera tiene que generar los dólares necesarios para el turismo, los intereses de la deuda externa, la fuga y los pagos de capital del endeudamiento privado. El positivo de la cuenta de bienes pasó de USD316 millones en septiembre a USD1.375 millones en octubre.

La cuenta de servicios siguió en niveles históricamente bajos, si se compara contra el 2017 en el que el turismo estaba a pleno, por el atraso cambiario. Hoy la pandemia tiene a la actividad turística en niveles marginales. Sin embargo, sigue creciendo y de ahí que el BCRA haya limitado el subsidio de viajes al exterior en cuotas. El rojo de los servicios fue de USD595 millones, bien por encima del promedio del primer semestre, que fue de USD196 millones. Una cuenta que va in crescendo, aunque todavía sea baja. En esa misma línea, los intereses de la deuda generaron pagos por “solo” USD197 millones.

La cuenta financiera se mantuvo en negativo, tal como sucede siempre que el FMI no hace un desembolso ni la tasa de interés por las nubes y el dólar atrasado invitan a pedalear en la clásica bicicleta. El rojo fue de USD843 millones, por arriba del mencionado superávit de cuenta corriente de USD557 millones y por eso el BCRA perdió reservas por USD282 millones. El pago de deudas de los privados fue clave, generando una salida de USD419 millones. La fuga, todavía controlada por el cepo de USD200 mensuales, fue de apenas USD122 millones.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El BCRA cerca de terminar enero como vendedor de reservas

En la segunda quincena del mes, el BCRA tuvo que salir a cubrir la demanda de importadores

Se debatirá el ítem que explica el 50% del ajuste que se viene

El secretario de Energía, Darío Martínez

El crecimiento fue de al menos 10% en 2021

El crecimiento fue de al menos 10% en 2021

La industria terminó el 2021 alargando su crecimiento

La industria terminó el 2021 alargando su crecimiento

El BCRA vuelve a vender dólares y tiene reservas netas hasta febrero

El BCRA vuelve a vender dólares y tiene reservas netas hasta febrero

En diciembre saltaron las importaciones y el superávit comercial fue mínimo

Las importaciones crecieron 59,1% interanual en diciembre

La inflación de diciembre hizo crecer más la pobreza

La inflación de diciembre hizo crecer más la pobreza

Los costos empresarios dieron cierta tregua en diciembre

Los costos empresarios dieron cierta tregua en diciembre

La deuda sobre PBI cayó fuerte y quedó en 82%

La deuda sobre PBI cayó fuerte y quedó en 82%

La tasa de interés le pone un techo a la devaluación diaria

La tasa de interés le pone un techo a la devaluación diaria