El consumo de servicios públicos cayó en enero 2,5% promedio, en la comparación con el mismo mes de 2019. El dato se explicó principalmente por las fuertes contracciones de 4% que se registró en el rubro telefonía y del 6,3% en el transporte de pasajeros. Los datos fueron publicados este martes por el Indec a través del informe del Indicador Sintético de Servicios Públicos (ISSP), que releva la dependencia oficial, y mostraron la continuidad del escenario recesivo que caracterizó a la economía desde principios del 2018 hasta fines del 2019.

Respecto a diciembre pasado, el indicador de enero reflejó una baja de 0,5% en términos desestacionalizados. Durante el primer mes del corriente año, la demanda de energía eléctrica, gas y agua registró una suba de 2,4%; y la recolección de residuos tuvo una contracción de 7,2%. En tanto, la cantidad de personas que utilizaron los principales medios de transporte marcó una caída de 6,3%; el uso de transportes de carga creció 17,7%; y los vehículos pasantes pagos por peajes se incrementaron 6,1% interanual. Por último, el servicio de correo postal tuvo una baja de 8,7%; mientras que el sector de telefonía registró un descenso de 4,0%.

En términos desestacionalizados, en enero de 2020 respecto a diciembre de 2019, se observó que la demanda de energía eléctrica, gas y agua registró una baja de 0,6%; la recolección de residuos registró una variación levemente negativa; y el transporte de pasajeros y el transporte de carga aumentaron 0,4% y 11,4%, entre otros ítems.

Los números de febrero mantendrían la tendencia. En marzo habría algunos saltos, por la cuarentena.