Los datos de inflación del mes de junio, que arrojaron un aumento generalizado de los precios del 3,2%, levemente por debajo del mes anterior, aunque con una fuerte incidencia de los precios estacionales que aumentaron solamente 0,5% hacen prever que se mantendrá la presión y que el índice hasta fin de año fluctuará entre 2,5% y 3%, según la consultora Invecq.

En su análisis, remarcó que "la inflación núcleo continuó aumentando y alcanzó 3,6%, por encima del mes anterior. De esta manera, la inflación anual alcanzó una variación de 50,2%"

"La inflación en torno al 50% se asemeja a la obtenida en octubre de 2019, previo a que el gobierno declare su triunfo definitivo. Sin embargo, se perciben notables diferencias en su composición, dado que la distorsión de precios relativos actual es notablemente diferente a la de aquel período", apuntó.

Precios y tarifas

La consultora remarcó que, a diferencia de este período, en 2019 "no existía ningún precio que corriera por debajo del 40% interanual" mientras que ahora, rubros claves como la comunicación, las tarifas y el tipo de cambio se encuentran todos por debajo".

Como estos rubros están desacoplados del incremento general de precios por los topes dispuestos por el Gobierno se estima que habrá una suba posterior y que impactará en la medición de inflación.

"La estrategia del gobierno está lejos de cambiar y es por ello que esperamos que esta dinámica se profundice. En adelante, esperamos una inflación que se sostenga en un ritmo del 2,5% – 3% hasta las elecciones, lo que dejaría una inflación interanual por encima del 50% a diciembre", indicó la consultora.

Nuevo cepo al dólar 2021

Agregó que respecto de la presión sobre el tipo de cambio que se viene notando en la tensión de suba en el blue, se mantendrán o se incrementarán los instrumentos para mantenerlo a raya.

"Estimamos más controles cambiarios como el ya observado en la semana pasada  limitando la operación de Canje y limitando el volumen del mercado CCL", indicaron.