La presión tributaria crecerá 0,4 punto en 2020 y 1 punto en 2021. Teniendo en cuenta cuáles serán los impuestos que traccionarán ese incremento, se puede determinar que el grueso de esos incrementos relativos de la recaudación contra el PBI quedarán en las arcas del Gobierno nacional, en detrimento de los niveles provinciales. 

Los datos fueron publicados por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) a partir de los números publicados en el proyecto de Presupuesto 2021. Las proyecciones oficiales muestran la expectativa de que, tras cuatro caídas consecutivas entre 2016 y 2019, la recaudación tributaria se mueva por encima de la dinámica del PBI. 

La presión tributaria había sido de 25,8% en 2015 y disminuyó progresivamente hasta quedar en 23,4% en 2019. Para el 2020 se espera que trepe hasta 23,8%. Luego en 2021 volvería a registrar una suba hasta el 24,8% del producto

Desde Iaraf destacaron que, en 2020, los impuestos que traccionarán la suba en términos relativos al PBI serán aquellos que fueron modificados e incrementados por la Ley de Solidaridad Social, al cierre del año, a los pocos días de la asunción oficial del Gobierno de Frente de Todos. 

"Esta suba de la presión efectiva está determinada por el nuevo Impuesto PAIS y por el aumento de Bienes Personales, puesto que sin considerar estos tributos, la presión efectiva (recaudación total como porcentaje del PIB) hubiera caído 0,7 punto. respecto a la de 2019", destacaron desde Iaraf.

Por su parte, la suba del 2021 sería explicada por un incremento de la recaudación en términos absolutos, incluso por encima de una actividad económica para la que también se espera una dinámica positiva tras el desplome del 2020. En este caso, la suba de la recaudación sería protagonizada por el IVA, el comercio exterior y nuevamente el Impuesto PAIS.

En ese sentido, desde Iaraf destacaron que los principales recursos que integran la masa coparticipable son IVA, Ganancias, Bienes personales, Combustibles, e Internos coparticipados. Por esa razón, proyectaron que en 2020 un 90% del aumento de la presión tributaria quedará en el nivel nacional de gobierno. Y en 2021 un 80%. "Si al análisis se lo hace comparando 2019 con 2021, del aumento de 1,39 puntos, se dirigirían a Nación 1,15 puntos, es decir que el Gobierno se quedará con el 83%", destacaron.