Luego de varios meses liderando la recuperación económica, la actividad industrial viene dando señales de cierto estancamiento. En agosto la variación mensual volvió a ser levemente negativa, con caída de 0,2%, lo que da cuenta de un freno en el crecimiento que venía mostrando el sector. Eso más allá de que su buen desempeño, luego de lo peor del desplome de la Fase 1, lo dejó en niveles por encima del que dejó la gestión Cambiemos en sus últimos años.

Los primeros datos de la variación mensual de la industria durante agosto los publicó Fiel a través de su Índice de Producción Industrial (IPI). Hasta acá, el Centro de Estudios de la Producción (CEP XXI), del Ministerio de Desarrollo Productivo, había evitado explicitar los suyos, aunque sí mostró que hubo desaceleración respecto a julio en la mejora interanual, que pasó de 3,9% a 3,2%. Al mismo tiempo, el organismo oficial reconoció que el rendimiento fabril fue “dispar” durante el mes, aunque mostró optimismo de cara a lo que vino ocurriendo durante septiembre.

Desde Fiel señalaron: “En términos desestacionalizados, el IPI de agosto retrocedió 0.2% respecto al mes anterior, encadenando dos meses de caída. La recuperación se muestra inestable -se alternan avances y retrocesos mensuales desde abril‐, y recorta la mejora acumulada respecto al inicio de la Pandemia. La fase de recuperación cíclica de la industria dejó de ser la más dinámica. La industria continúa mostrando mejoras en la comparación interanual, mientras que respecto a meses previos se observa una mayor inestabilidad”.

Respecto a lo que se viene, afirmaron: “Las medidas a implementar por parte del gobierno‐ paliativas del retroceso de los ingresos reales de la población‐, tendrán un impacto sobre el consumo y producción de no durables ‐alimentos, bebidas y textiles‐, que se demorará en el tiempo. La producción de bienes durables podría recibir algún impulso adicional a partir de su rol de reserva de valor frente al deterioro del peso. La demanda de bienes de capital continuará sosteniéndose a la par del atraso y la ampliación de la brecha de cambio”.

Aun así, según el IPI de Fiel, la actividad industrial ya superó, incluso en plena pandemia, el rendimiento sectorial de los últimos dos años de la gestión Cambiemos. Está en su punto más alto desde 2017.

De hecho, en la comparación interanual, el crecimiento fue de 13%. Pero al mirar contra agosto del 2019, para aislar el efecto de la baja base de comparación que dejó la pandemia, también hubo una mejora de 8,9%. Incluso contra el mismo mes del 2018 hubo un alza de 9,2%. Cabe recordar, en ese sentido, las devaluaciones con las que cerró la gestión Cambiemos a partir de abril de ese año, que tuvieron un fuerte impacto en la demanda, a través del golpe al consumo privado y el ajuste fiscal que generó la ida al FMI.

Hasta acá, la inversión fue la que traccionó a la industria en su rápida recuperación: los bienes de capital crecieron 59,2% en la comparación interanual correspondiente al período enero-agosto. En segundo lugar quedaron los bienes durables, con un alza de 46,5%. En ambos casos, la dinámica cambiaria y las expectativas de devaluación generadas por la brecha cambaria jugaron un papel. En tercer lugar, y siguiendo con la dinámica de una inversión traccionando desde la demanda, los bienes intermedios subieron 19%. Y en último lugar quedaron los de consumo no durables, con un crecimiento de 6,7%.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

Tesoro enfrenta vencimiento leve pero busca pesos extra para el déficit

Se espera una nueva señal de suba de tasa

La actividad económica acumuló tres meses en baja

La actividad económica acumuló tres meses en baja

La actividad industrial cayó en diciembre y confirmó el estancamiento

La actividad industrial cayó en diciembre y confirmó el estancamiento

UIA reconoció leve repunte de la actividad pero insiste en que se enfrió

UIA reconoció leve repunte de la actividad pero insiste en que se enfrió

La suba de tarifas moderó la ganancia empresaria

La suba de tarifas moderó la ganancia empresaria

Oficializan intervención en CCL, con impacto en reservas

Oficializan intervención en CCL, con impacto en reservas

El Tesoro logró rollover positivo pero menor al necesario

Los instrumentos de corto plazo volvieron a protagonizar

Los dólares financieros dispararon los costos empresarios en diciembre

Los dólares financieros dispararon los costos empresarios en diciembre

Las canastas básicas treparon por encima del 100% en 2022

Las canastas básicas treparon por encima del 100% en 2022

La suba de las naftas le agrega decimales al IPC de enero

Ayer YPF se sumó al aumento de 4%