El cierre de la gestión Cambiemos fue con la actividad económica en plena caída, confirmó ayer el Indec. Los datos oficiales difundidos por el organismo correspondientes a noviembre mostraron un desplome de 1,7% mensual, que revirtió casi totalmente las mejoras que habían ocurrido en octubre. Para diciembre las expectativas no son mucho mejores, a partir de los primeros datos adelantados, que parecen dar cuenta de una continuidad de la recesión.

Es que noviembre fue un mes en el que el agro volvió a registrar crecimiento, pero en menor magnitud, mientras que las actividades urbanas de mayor impacto en el empleo volvieron a caer con fuerza.

Un dato destacable fue que el PBI tuvo un deterioro de 1,9% interanual, según la medición del Indec. Lo verdaderamente llamativo del número es que esa baja se da al comparar contra un noviembre del 2018 que ya había registrado un desplome de 7,3%, también interanual. Por eso, al comparar con noviembre del 2017, la contracción es de 9%.

El agro tuvo una suba interanual, pero fue algo moderada respecto a la dinámica que traía. La mejora fue de 1,5%, bastante menor al 18,3% promedio que mostró durante los primeros ocho meses del 2019. Sí mostraron una mejora notoria las empresas del sector de electricidad, gas y agua, con una variación de 4,5%, lo que implicó una buena aceleración respecto al 2,6% de octubre. Además, en la previa al último trimestre del año, el sector había registrado puras caídas.

Las actividades urbanas siguieron arrastrando a la producción hacia el pozo. La industria manufacturera sufrió una nueva caída de 4,8% interanual. Lo hizo incluso al comparar con un pésimo noviembre del 2018 en el que ya había tenido un derrumbe extraordinario de 13,9%. El comercio, por su parte, tuvo una baja de 5% a pesar de comparar con un 14,2% negativo del año anterior. La construcción siguió el mismo patrón: cayó 6,9% versus un noviembre del 2018 en el que había perdido 10,1%.

Los tres sectores son clave en la creación de empleo y no muestran señales de haber tocado piso. De hecho, al sumar la cantidad de puestos asalariados registrados y del sector privado generados por ellos, entre los tres suman algo más de 2.600.000, es decir el 43% de la totalidad de los puestos de trabajo de calidad.

Otro caso particular lo brindó la intermediación financiera, que completa el panorama de una actividad urbana en pleno derrumbe. Volvió a caer, esta vez 8,5%. Si bien implica una mínima desaceleración respecto al 12% promedio de los primeros ocho meses del 2019, se trata de un nuevo traspié para un sector que, paradójicamente, entre enero y noviembre más que duplicaron sus ganancias respecto al mismo período del 2018. La tasa de interés que recibieron por parte del BCRA explica ese fenómeno: los préstamos cayeron 26,9% interanual en noviembre y empataron virtualmente respecto a octubre en la comparación desestacionalizada.

Los datos adelantados de diciembre dan cuenta de un cierre del año en el que continuó la recesión. De hecho, para la UTDT la contracción podría ser de 0,9% respecto a noviembre. El IVA impositivo, indicador clave del consumo, registró un desplome interanual extraordinario de 17,9%. El consumo minorista medido por CAME cayó 3,8%. El crédito bajó 1,6% en términos reales y fue similar el desempeño de las tarjetas de crédito. Para el 2020 no se espera un repunte muy notorio, a pesar de las medidas fiscales expansivas.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

Por el impuesto PAIS, se desplomó la salida de dólares para fuga y turismo

Por el impuesto PAIS, se desplomó la salida de dólares

Economistas creen que el aval del Fondo ablandará a bonistas, pero no descartan turbulencias

El aval del FMI ablandará bonistas, pero no se descartan turbulencias

El BCRA acelera la emisión monetaria y el Gobierno apuesta a impulsar el crédito

El BCRA acelera la emisión monetaria y el Gobierno apuesta a impulsar el crédito

El Gobierno amplía el control de precios y complica la salida del congelamiento

El Gobierno busca expandir el consumo, pero pisando la inflación

Con tipo de cambio quieto e inflación, los dólares del superávit se evaporarán en siete meses

Inflación y dólar ponen en riesgo el superávit en el segundo semestre

La suba de precios se desaceleró durante enero, pero aún así tuvo un piso de 3,5%

Las alzas se moderaron y fueron de 0,3% en la última semana

Cambiemos terminó con 240.000 empleos asalariados menos en el sector privado

Entre 2015 y 2019, la industria perdió 170.100 empleos

El consumo terminó 2019 con un desplome de 8,8%

Según Indec, el consumo cayó en 2016, 2018 y lo hará en 2019

El salario real perdió 7,5% en 2019 y acumuló una baja de 17,7% en cuatro años

El salario real cayó 17,7% en cuatro años

El Central puso freno a la emisión y absorbió $215.000 millones en enero

Con ayuda del cepo, el BCRA deberá evitar la trampa de febrero