A sólo cinco días del 4 de agosto, la fecha de cierre vigente para la aceptación de la oferta de canje de USD66.200 millones de deuda externa que podría ser ser prorrogada, el ministro de Economía, Martín Guzmán, hablará esta tarde sobre la marcha de la neociación con los bonistas en una videoconferencia del Atlantic Council, una de las usinas de pensamiento económico tradicionales del establishment estadounidense.

En su exposición, el ministro se referirá al proceso de negociación con los acreedores, en particular con los tres grupos liderados por BlackRock. Además, responderá preguntas y conversará con el director del Adrienne Arsht America Center, Jason Marczak. El evento comenzará a las 17 hora argentina.

“¿Cuáles son los principales puntos de acuerdo y divergencia mientras Argentina y sus acreedores enfrentan el deadline del 4 de agosto? Más allá de las negociaciones de deuda, ¿cuál es el plan de Argentina para la estabilidad macroeconómica y la promoción de inversiones? ¿Cuáles son las ramificaciones regionales más amplias de la trayectoria macroeconómica de Argentina?”, aticipa el think tank como ejes destacados.

La presentación llega en mometos claves de la pulseada con los bonistas. Guzmán y el presidente Alberto Fernández analizarán hoy y mañana el nivel de adhesión cosechado a la propuesta de canje de USD53,5 de valor presente neto y terminarán de definir si prorrogan por sexta vez el período de suscripción.

El dato clave será si alcanza el 50% de aceptación tanto en los títulos emitidos por Mauricio Macri como en los del canje 2005 que constituye el piso de participación necesario para validar la operación. Ese número le permitirá al Gobierno corroborar si el apoyo que dicen haber conseguido BlackRock y sus aliados, suficiente para bloquear o habilitar el canje, es cierto o no.

La negociación entre el Ejecutivo y los bonistas se tensó en los últimos días. Sin embargo, ninguna de las partes pateó el tablero y la corta distancia de sólo USD3 entre las posiciones lleva al mercado a prever que tarde o temprano habrá un acuerdo.

El Ministerio de Economía publicó el sábado un comunicado en el que ratificó como definitiva su última propuesta económica, aunque confirmó que está abierto a conceder algunos cambios legales pedidos por los grandes fondos para limitar el uso de la cláusula de reasignación y la estrategia Pac-Man de canjes parciales sucesivos.

Los grupos respondieron el lunes con una carta a Guzmán en la que ratificaron la exigencia económica de su última contrapropuesta, valuada en USD56,5. Además, aseguraron haber conseguido la adhesión a su postura de otros tenedores minoristas (que por razones estatutarias no pueden dar a conocer su identidad), con los que habrían alcanzado el 60% de los bonos del canje de 2005 y el 51% de los bonos emitidos por Macri.

El martes tanto Guzmán como Alberto Fernández reiteraron que no incrementarán los pagos comprometidos. Además, como contó este diario, el Gobierno ya evalúa extender el plazo de negociación que expira el 4 de agosto. Tiene margen hasta fines del próximo mes ya que el 4 de septiembre es la fecha de liquidación de la operación de canje.

Este jueves, además, terminan los 30 días de gracia para cancelar el vencimiento de los bonos Discount del 30 de junio, que quedarán formalmente en cesación de pagos. Se sumarán al bono Centenarios y a los Globales 21, 26 y 46. Así, el monto de deuda bajo ley extrajera en default se ampliará a casi USD1.000 millones. Como las negociaciones siguen en marcha, no se esperan litigios inmediatos.