La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) difundió hoy una encuesta en la que advierte que más de un quinto de los establecimientos relevados sigue sin poder operar a pesar de la apertura paulatina de la cuarentena, al tiempo que el canal online muestra dificultades para compensar las bajas en el segmento tradicional de ventas.

De acuerdo al estudio, el 21% se encuentra sin operaciones, el 52% lo hace parcialmente y sólo el 27% en forma normal.

Consultados acerca del período a partir del cual volvieron a la actividad, el 33% afirmó que nunca la interrumpió, el 21,5% la retomó desde abril y el 24,5% desde mayo.

En tanto, las ventas online continúan ocupando un lugar marginal. Antes de la cuarentena, los comercios que no contaban con esta modalidad representaban el 65,5% y ahora son el 49,5%. Entre los obstáculos, la respuesta más elegida por los empresarios es que “no es un canal apropiado” para su rubro (40,5%).

Para el 30,5% de los encuestados, el canal online representa entre el 1% y el 25% del total de sus ventas y sólo para el 6% equivale a entre el 76% y 100%.

En ese sentido, el 42% de los comercios no tiene esquema de entrega a domicilio, al tiempo que el 27% lo implementó tras la cuarentena.

En cuanto a la actividad en mayo en relación a abril, “el 23,7% de las empresas consultadas reportó una caída de sus ventas superior al 50%”, puntualizó la CAC. “En el otro extremo, un 7,2% de los participantes señalaron que sus ventas crecieron más de 50%”, detalló el informe de la entidad.

Para junio, sólo el 17% espera que su actividad se reduzca más que la mitad en comparación al mes previo.

En cuanto a los atrasos en los compromisos, los comerciantes priorizaron el pago de salarios, ya que el 70,5% aseguró estar al día en ese aspecto, cifra que cae al 33% en lo que refiere a impuestos y al 47% en el pago de servicios.