El secretario de Energía, Darío Martínez, vinculó el ajuste de las tarifas de servicios públicos a la evolución de los salarios, en un esquema en el cual el Gobierno está intentando alinear todas las variables para que no presiones sobre la inflación que en enero marcó un 4%.

Martínez dijo que  "no puede crecer más el cuadro tarifario o la tarifa que el salario" y consideró que "el esquema de subsidios no es bueno, pero llevará mucho tiempo equilibrarlo".

"No puede crecer más el cuadro tarifario o la tarifa que el salario, porque no sólo se torna impagable sino que hace que la gente deje de consumir otros bienes; por lo cual la tarifa va a ir por debajo de la actualización salarial o jubilatoria", afirmó, según informó la agencia Télam.

En diálogo con la radio LU5 de Neuquén, Martínez agregó que en el caso de las tarifas de energía es necesario "tener una visión más federal, que tenga en cuenta cada región, es un equilibrio que cuesta para que todos queden conformes".

Por otra parte, recordó que " el Estado subsidia el 51% del costo general de la energía; y el 49% restante se paga en la factura; eso hay que empezar a equilibrarlo, es un proceso que va a llevar mucho tiempo".

"Pero eso no puede ir más rápido que los salarios. Hay que trabajar en la segmentación para que el que pueda pagar el costo de la energía lo haga, pero hay sectores que no pueden hacerlo; el esquema de subsidios no es bueno, es regresivo y no inteligente, y tampoco nos ayuda a optimizar el sistema", completó.