El Bank of America pronosticó que la economía argentina repuntará y terminará el año con un crecimiento del 7,3% y una inflación por encima del 50%, en un informe en el que indicó que el Gobierno alcanzará un acuerdo con el FMI antes de fin de año.

La entidad norteamericana estimó que por el volumen de vencimientos que el país deberá cubrir en los próximos meses con el organismo multilateral, hace que un acuerdo sea indispensable para evitar un panorama más complejo.

"Nuestro escenario base es que entre diciembre y enero se alcance un acuerdo a nivel de personal técnico y el acuerdo con el FMI finalice en marzo", señala el informe de la institución, difundido por agencias internacionales.

Pagos al FMI

Los vencimientos que restan cubrir en 2021 dieron la pauta para que la entidad alertara en la necesidad de un acuerdo para este año. Argentina deberá pagar 390 millones de dólares en noviembre, 1.900 millones en diciembre, 720 millones en enero, 370 millones en febrero y 2.800 millones en marzo, acorde a lo previsto en el cronograma acordado originalmente con el gobierno de Mauricio Macri

 "Esto podría tener fuertes consecuencias en los flujos de divisas, financiación multilateral, inversión y podría impactar en el mercado de divisas que ya está bajo presión", consideraron en el estudio en función de lo que se debe abonar al organismo acreedor.

En el escenario ideal que proyectan, dadas las condiciones, hay un acuerdo con el FMI "en marzo" y "entre diciembre y enero" un acuerdo a nivel de personal técnico. En ese panorama, la inflación sería por arriba del 50% y el PBI crecería un 7,3%, un poco más abajo del 8% estimado por el Gobierno. 

Qué pasa si no hay acuerdo con el FMI

En el caso de que Argentina no llegue a una negociación con el Fondo, el país podría entrar en una serie de atrasos de pagos, con reservas internacionales insuficientes y un acceso al céredito "limitado". El equipo económico del Gobierno ya admitió, tras la visita con inversores estadounidenses en Washington, que espera poder llegar a acordar para fin de año. 

Al igual que lo sostienen funcionarios argentinos, el Bank of America expresó que consensuar con el FMI es una prioridad nacional ya que "comprende a todos los sectores de la sociedad". 

En ese sentido, destacó que, tal como se dio en Estados Unidos, el empresariado internacional reclama mayor claridad en las políticas a largo plazo luego de las elecciones legislativas de noviembre.