En línea con el planteo del presidente Alberto Fernández respecto de la integración necesaria con Brasil, la Cancillería presentará en los próximos días el plan de acción para la promoción de las exportaciones 2020-2022 hacia el país vecino.

BAE Negocios accedió en exclusiva a las "Propuestas para un Plan de Acción 2020-2022", documento elaborado por la Cancillería; la Embajada en Brasil, encabezada por Daniel Scioli, y los diez consulados radicados en ese país.

El trabajo, que consta de 52 páginas, contiene seis principales objetivos:

  • Aumentar las exportaciones, equilibrar la balanza comercial y reducir el déficit bilateral. Lograr incrementar la participación en el mercado brasileño de bienes y servicios argentinos.
  • Elevar la inserción en mercados y regiones no tradicionales para el comercio de la Argentina con Brasil
  • Promover los servicios y, en particular, los basados en el conocimiento. Promover las exportaciones de servicios basados en conocimiento y la internacionalización de startups nacionales del sector.
  • Promoción de inversiones en el área de energía y minería. Avanzar en la identificación de oportunidades y concreción de negocios para ambos sectores.
  • Revitalizar y aumentar la cantidad de cámaras binacionales de comercio. Fortalecer el relacionamiento entre privados para mejorar el clima de negocios.
  • Incrementar el turismo hacia la Argentina. Realizar acciones de promoción del turismo en Argentina en conjunto con INPROTUR, agencias provinciales y de la ciudad de Buenos Aires. 

Este viernes, Scioli realizó una comunicación virtual con el secretario de Negociaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, y su equipo, en el que dialogaron sobre el curso de las actuaciones en Brasil.

Los 24 productos

Durante 2020, la Embajada argentina en Brasil junto con la Red Consular compuesta por 10 representaciones relevó información de inteligencia comercial de 24 productos con alta demanda de Brasil (adelantado por este medio) correspondientes a:

  • abonos y fertilizantes; complementos alimenticios; papas preparadas o congeladas; preparaciones para alimentación de animales;
  • aceite de oliva y aceitunas; insumos de la industria plástica; insecticidas; arroz semiblanqueado; carnes, legumbres secas; vinos y helados.

Luego de la identificación de la demanda potencial, la Subsecretaría de Promoción del Comercio y las
Inversiones de la Cancillería se reunió con cámaras sectoriales a fin de detectar la oferta
exportable y posibles oportunidades.

El resultado es el siguiente: habrá 33 misiones comerciales (virtuales y presenciales cuando la pandemia lo permita); 21 "eventos de posicionamiento"; 13 acciones institucionales y eventos de inversiones; y 44 ferias en las que existe potencial de participación.

Gobernadores, en acción

Adicionalmente, la Embajada en Brasil y la Red Consular se encuentran trabajando para diseñar acciones de promoción
de las economías regionales en contacto con las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Corrientes, Catamarca y Misiones.

Asimismo, la oferta exportable se concentrará en: Máquinas para la industria alimenticia; Autopartes; Servicios basados en el conocimiento; Productos químicos del Sector Agro; Sector médico; Maquinaria agrícola; Alimentos y  Turismo.

El valor promedio de las importaciones brasileñas de vinos entre 2015-2019 fue de USD308 millones. Los
principales estados importadores fueron San Pablo (participación del 36%), Santa Catarina (20%), Espirito
Santo (20%) y Rio Grande do Sul (7%). La demanda potencial de vinos es de aproximadamente USD260 millones.

En lo que concierne a los servicios basados en el conocimiento, se elaboraron 13 propuestas de acciones concretas en los siguientes sectores:

  • Software, sistemas informáticos y videojuegos
  • Sector Agrícola - Agritech
  • Producción y post-producción audiovisual
  • Servicios profesionales
  • Servicios satelitales
  • Cooperación internacional entre polos tecnológicos

El comercio bilateral tuvo resultado deficitario para la Argentina durante 15 años, desde 2004 hasta 2018, en
los que el déficit acumulado ascendió a USD52.000 millones. Prácticamente la mitad del déficit comercial bilateral acumulado entre 2004 y 2018 se explicó por el saldo deficitario del comercio automotriz bilateral (resultado acumulado de US$ 25 mil millones).