El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, afirmó hoy que “la cancha está bien señalizada y sólo falta que los bancos cumplan su papel”, en relación con la demora de algunas entidades financieras en poner operativas las líneas de crédito a una tasa de 24% para que las pymes puedan financiar el pago de sueldos.

“Hace dos semanas el Banco Central generó una rebaja de encajes para financiar a las pymes, con lo que se generó liquidez para el pago de haberes”, y para agilizar la operatoria se apeló luego “a un fondo público de garantías, el Fogar, y se flexibilizaron requisitos”, detalló Kulfas en declaraciones a El Destape Radio.

Afirmó que los créditos están disponibles en el Banco Nación y otras entidades públicas, pero “en otros casos", no ven "esa actitud".

"No vemos esa actitud y les volvemos a pedir, cada vez con más fuerza, porque las pymes necesitan que no se corte la cadena de pagos y que pueda haber financiamiento aun con niveles de producción muy bajos, o sin actividad, y arrancar lo antes posible cuando se normalice la situación”, planteó el ministro.

Kulfas destacó, además, la ayuda que significa el programa Repro, que cubre parte de los salarios, tras “un análisis sector por sector, porque algunos tendrán consecuencias más complicadas”.

Mencionó en ese sentido casos como la gastronomía y el turismo, donde la crisis “no parece fácil que se revierta a corto plazo y van a requerir apoyo permanente, que un Estado presenta cubra parte del salario y no se pierdan los puestos de trabajo”.

Kulfas afirmó, por otra parte, que “el abastecimiento está funcionando bastante bien, aunque hubo momentos con faltantes de mercaderías, sobre todo cuando mucha gente salió a acopiar por la cuarentena”.

La industria sigue produciendo, hay mercadería en los supermercados más allá de algunos casos puntuales, y en materia de precios hay comportamientos distintos”, sostuvo el ministro.

En general, agregó, buena parte de los valores máximos se están respetando, más allá de situaciones puntuales, aunque en comercios barriales "hay situaciones contrapuestas y las inspecciones son más disímiles”.

“A esto se agrega la situación en frutas y verduras, que han tenido históricamente mucha volatilidad, y hay problemas con la movilidad de mercaderías, pero buscamos ordenar desde el Mercado Central para generar precios de referencia mucho más razonables”, dijo Kulfas.

Por último, sobre la oferta y los precios de la carne vacuna, el ministro dijo que “se trabaja con frigoríficos para que llegue al consumidor a precios razonables”, mientras se buscan solucionar las dificultades por el freno en el funcionamiento de parte de la cadena del sector, específicamente de las curtiembres.