Los industriales llegaron a la 25° Conferencia de la UIA con profundas preocupaciones por la crisis por la que atraviesan las fábricas nacionales, y se fueron con esperanza más que con expectativa de revertir la situación. La distinción la hizo el propio presidente electo, Alberto Fernández, quien les trazó un escenario contrario al que se despide con Mauricio Macri afuera de la Casa Rosada, pero no dio detalles sobre las recetas que utilizará.

Las palabras de Fernández sirvieron para que los empresarios tomen aire ante una actividad industrial que cayó a niveles de 2009, según señaló el presidente de la 25° Conferencia Industrial, Miguel Rodríguez, cuando abrió el cónclave fabril. Y el futuro es complejo, según la contundente mirada de la UIA: “Se necesitará crecer durante 10 años al 4% para retornar al 2011. Hasta entonces, sólo podremos decir que hemos recuperado”.

Para los empresarios es clave el consenso social. Miguel Acevedo, jefe de los industriales, fue muy escueto en la presentación del presidente electo -e incluso había esquivado, minutos antes, de dar su discurso de apertura- pero no se le escapó mencionar que en el salón Golden Center de Parque Norte estaban Héctor Daer, Antonio Caló, Rodolfo Daer, Armando Cavallieri, y Gerardo Martínez, entre otros sindicalistas de la CGT; integrantes de las organizaciones sociales cayetanas; y el presidente de la comisión de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Argentina y obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones.

“Es el diálogo que queríamos mostrar”, le dijo Acevedo a Fernández, quien se sentó en su propuesta de Consejo Social y Económico para saltear la crisis. Y Alberto devolvió con una mención especial a la Iglesia católica, al señalarla como la que “ tanto hizo para contener la crisis social”.

Afuera, los líderes industriales se mostraron entusiasmados. “Desde la humildad nos invitó a un trabajo compartido de una realidad que no va a ser fácil, sobre todo en el 2020. Pero me pareció que avanzó en temas importantes como el tema del salario mínimo, vital y móvil que no sea el mismo en todas las regiones porque es una realidad que la Argentina se debe debatir”, afirmó el dirigente salteño, José Urtubey.

“Buscar una realidad distinta para cada región es federalismo”, sostuvo uno de los integrantes de la mesa chica de la UIA. Existen preocupaciones, sin embargo, de corto plazo. Referentes pymes buscaron evitar aguar la alegría de haber escuchado a un futuro presidente en clave industrial, pero alertaron que las fábricas llegan a diciembre sin margen de sobrevida. “Nos gastamos todos los recursos. Ya adelantamos vacaciones y no tenemos plata para pagar salarios y aguinaldos”, le confió un empresario santafesino en los pasillos.

Alberto Fernández habló de la diferencia entre esperanza -que tienen los católicos sobre la vida después de la muerte- y expectativa. Los industriales se llevaron mucha fe en un cambio de época, pero aún esperan que las expectativas se sustenten en un plan concreto para aplicar desde el 10 de diciembre para ayudar a poner en marcha el motor que ayude a resucitar a las más de 4000 pymes que cerraron en el último tramo.

Más notas de

Ariel Maciel

La UIA asume las expectativas aún cuando pronostica una crisis extendida

La UIA asume las expectativas aún cuando pronostica una crisis extendida

Industriales piden al Gobierno detener el golpe importador

Anteojos sin control

Luego del piso de la crisis, la industria se estabiliza

Las electrointensivas esperan utilizar capacidad instalada

Por la primarización, el superávit comercial fue de US$2.445 millones

Superávit comercial por US$2.445 millones

Extenderán el bono fiscal para metalúrgicos

Extenderán el bono fiscal para metalúrgicos

El Gobierno le prometió a la UIA reactivar el crédito apenas renegocie la deuda

Titulares de la UIA llegando al encuentro

El Gobierno apuesta a la recuperación de las pymes, que ahora esperan por créditos

En la UIA esperan créditos

Las fábricas le encontraron piso a la crisis del empleo

Preocupa la inactividad fabril

Kulfas prometió medidas para recuperar a la industria y Rocca habló de confianza

El ministro y el empresario cerraron el 18° Seminario ProPymes

El círculo rojo pasó de la desconfianza a la necesidad de la participación de Cristina Kirchner

El círculo rojo pasó de la desconfianza a la necesidad de la participación de Cristina Kirchner