El Gobierno prorrogó este viernes la prohibición de suspensión de servicios de consumo por mora o falta de pago de hasta tres facturas consecutivas o alternas y cuyos vencimientos hubieran operado a partir del 1 de marzo de 2020.

El decreto 426/2020 alcanza a las prestaciones de energía eléctrica, gas por red, agua corriente, telefonía fija o móvil e Internet y TV, en tanto que para esta últimas, los usuarios que cuenten con un sistema de servicio prepago, las empresas  deberán continuar brindando un servicio reducido que garantizara la conectividad. 

"Que el servicio de sistema prepago se considera vital para el acceso a servicios de telefonía o de internet en zonas donde la telefonía fija o el servicio de Internet fijo no se encuentran disponibles o resultan de difícil acceso físico, económico o social", destaca el texto oficial. 

De esta forma, la prórroga se extiende hasta el 31 de mayo de 2020 inclusive, mientras que se mantiene la indicación para las empresas en otorgar a los usuarios “planes de facilidades de pago" para cancelar las deudas que se generen durante el plazo de vigencia de las medidas, conforme a las pautas establecidaspor el Ministerio de Desarrollo Productivo y los respectivos entes reguladores.