El director por el Cono Sur ante el Fondo Monetario Internacional, Sergio Chodos, reconoció sobre la deuda externa Argentina que "estos años no se puede pagar nada" y que esto está claro "hasta en las recomendaciones" del propio organismo, aunque manifestó que no es "tan pesimista" respecto a la posibilidad de que los bonistas "comprendan la situación" y lleguen a un nuevo acuerdo con el Gobierno.

"No soy tan pesimista respecto de la capacidad de que los acreedores externos comprendan la situación", sostuvo Chodos en una entrevista con El Destape Radio, pero remarcó: "Estos años no se puede pagar nada. Está claro para todos. Hasta en las recomendaciones del FMI".

Aún así, consideró que " Argentina no se va a esconder detrás de una excusa o ante la conveniencia de a ver si alguien cae en default antes que nosotros".

"Estamos en un período de la negociación de deuda que tiene dos instancias paralelas. Argentina mantiene su oferta hasta el 2 de junio y en paralelo está en una negociación con los fondos bajo un paraguas de confidencialidad", señaló sobre la forma en que decidieron abordar la situación las autoridades argentinas.

Respecto a esto, indicó que "la confidencialidad tiene un tiempo limitado, para que las entidades no negocien los títulos en el mercado porque tienen información privilegiada", y puntualizó que "los grupos de acreedores son por afinidad pero no tienen una instancia jurídica", sino que "los acuerdos de confidencialidad se firman con todos".

"Hay una cantidad de acreedores que están por afuera de los grupos que se conocen. Los fondos de inversión como Blackrock tienen posiciones importantes y por eso se negocia con ellos. Pero no representan la mayoría", apuntó.

Sobre este panorama, el representante del FMI recordó: "En la negociación de 2005 había una dimensión social, con muchos bonistas italianos, alemanes, japoneses, etc. Ahora no está esa dimensión social del default. No queda claro quien es el beneficiario último de cada tenencia".

En este sentido, agregó que "el éxito del desenlace es que tengamos una estructura de deuda en línea de nuestra capacidad de pago", y que "la Argentina hizo tremendos esfuerzos para no caer en default".

¿Qué pasa con la deuda con el FMI?

En un contexto complejo en lo económico para la Argentina, a lao que se suma la crisis mundial por la pandemia, planteó que "la deuda en pesos es distinta que la deuda en dólares", y "también está el capítulo de la deuda con el FMI", porque "la deuda no se limita solamente a esa reestructuración" que está en tratativas actualmente.

"La Argentina venía con una deuda insustentable más allá del coronavirus", remarcó Chodos, quien destacó que "se podría patear para adelante el problema de la deuda pero Argentina eligió enfrentarlo".

Sobre la renegociación de la deuda de bonos soberanos bajo legislación extranjera, el integrante del Fondo afirmó que "se negoció primero con los acreedores que con el FMI por el calendario", y " Argentina se quedaba sin dólares para pagar deuda a fines de marzo".

Los vencimientos de la deuda con el organismo multilateral "arrancan en septiembre de 2021, por eso hay que solucionar antes el otro problema, por una cuestión de calendario", ahondó. "Había voces que pedían defaultear el 11 de diciembre, pero el Presidente tenía claro que quería afrontar el problema", recalcó sobre Alberto Fernández.