El vocero del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gerry Rice, evitó opinar este jueves sobre las internas del gobierno argentino que quedaron expuestas en los últimos días, y respaldó al ministro de Economía, Martín Guzmán, como interlocutor en las negociaciones por la deuda.

"Estamos muy comprometidos en esas discusiones con el ministro Guzmán. Es nuestro socio en esas discusiones", dijo, al ser consultado por las dificultades que atraviesa la coalición oficial, y agregó: "Estamos completamente comprometidos con él en este momento".

"No voy a hacer especulaciones en este punto", sentenció Rice, al tiempo que aseguró que "las conversaciones continúan constructivamente".

El vocero del  FMI confirmó también que la directora gerente del organismo multilateral, Kristalina Georgieva, estará en Roma el viernes 14 de mayo y participará del seminario "Dreaming of a Better Restart" (Soñando con un mejor nuevo comienzo) organizado por la Pontificia Academia de las Ciencias, en el Vaticano. Sin embargo, no precisó si allí Georgieva se reunirá con autoridades argentinas.

En ese sentido, Rice tampoco hizo apreciasiones sobre el proyecto presentado por senadores oficialistas para que los Derechos Especiales de Giro (DEG) que el organismo se prepara a ampliar, sean usados en el país para combatir el impacto económico de la pandemia.

"La directora general, Kristalina Georgieva, lo llevará a nuestra Junta Ejecutiva en algún momento del próximo mes para su aprobación; una vez más, la aprobación de nuestra Junta es sine qua non, y luego pasará a nuestra Junta de gobernadores para su aprobación en los próximos meses", precisó Rice.

De ser así, el país recibiría 4.400 millones de dólares que irían a engrosar las reservas del Banco Central, pero en caso de querer utilizarse con otro objetivo, debería pagar un costo financiero.

Rice especificó que "la Argentina, como todos los demás miembros del  FMI, recibiría una asignación de acuerdo con su cuota de participación en el  FMI", y evitó especular sobre el uso soberano de los recursos.

"Esperemos la aprobación de la asignación y luego podremos hablar de los usos de los DEG, por supuesto, que es una prerrogativa en gran medida de los países, los miembros que están involucrados", concluyó Rice.