Mientras el Centro de Profesionales Farmacéuticos Argentinos (Ceprofar) envió una nota a la Secretaría de Comercio Interior, representantes del sector manifestaron que la promesa gubernamental es que desde el lunes no habría más faltantes de alcohol medicinal y otros insumos críticos.

"A los fines de colaborar en la situación de emergencia sanitaria por coronavirus COVID-19, queremos poner en su conocimiento el desabastecimiento de las farmacias de productos esenciales, dificultando su acceso al público por los canales habituales y legales", comienza la carta del Ceprofar a la que accedió BAE Negocios.

"Evaluaciones que hemos realizado en las últimas semanas nos alertan que las farmacias no están siendo provistas de insumos críticos por los canales habituales: laboratorios, droguerías y distribuidoras, causando faltantes de los mismos, generándose canales de distribución alternativos.

Uno de los productos críticos es el alcohol medicinal líquido, que hace semanas no se distribuye a las farmacias", señala el documento.

La situación se ha agravado desde que se fijó un precio máximo de referencia para este producto esencial, siendo hoy imposible de encontrar en las farmacias del país, como denunció este medio.

Tampoco se abastecen en forma regular y a los precios habituales otros elementos necesarios para la prevención y contención de la transmisión del virus: guantes, barbijos (en sus diferentes características), productos sanitizantes, termómetros, antisépticos y desinfectantes, entre otros.

Al mismo tiempo, los relevamientos indican que muchos de estos productos se ofrecen por canales informales, incluyendo la venta por Internet, a precios excesivos.

"Lo que así se ofrece a la venta no siempre proviene de establecimientos debidamente habilitados por la autoridad sanitaria, ni tiene identificación de su origen, no pudiéndose asegurar su calidad, seguridad y eficacia, además del evidente sobreprecio. Estos canales irregulares, en especial los portales de venta por Internet están generando precios distorsivos, excesivamente elevados, que se constituyen en precios de referencia", agrega la nota recibida por la secretaria Paula Español.