A sólo cinco días de comenzar su gestión, el gobierno electo de Alberto Fernández prometió a diversos sectores industriales que se endurecerá el control a las importaciones, ya sea por la aplicación de licencias no automáticas (LNA) como por reglamentos técnicos que supervisarán los bienes ingresados al país.

Fuentes industriales que mantuvieron recientes contactos con los equipos técnicos del próximo mandatario señalaron a BAE Negocios que de acuerdo con los planteos escuchados, el plazo para la nacionalización de bienes (vía LNA) no sería menor a los 60 días, como regula la Organización Mundial del Comercio (OMC). Se tratará de un salto temporal importante, ya que en la actualidad la administración de Mauricio Macri liberó las importaciones que, como máximo, demoran una semana en entrar a competir en el mercado local.

La respuesta de algunos de los futuros funcionarios era la que querían recibir buena parte de los segmentos industriales. Hace unas semanas, habían reclamado el regreso al cumplimiento del plazo de 60 días para aprobar licencias no automáticas de importación. En la gestión de Cambiemos se licuaron las LNA, que en la actualidad "no existen" como tales porque se transformaron en licencias automáticas en lo formal o en los hechos.

En lo que sería un segundo gran eje de medidas de protección a la industria argentina, el Gobierno que asumirá el 10 de diciembre prepara "una serie de normas técnicas", que se irán oficializando con el correr de las semanas y los meses, "atendiendo a la demanda más urgente" para la reapertura y recuperación de las fábricas, apuntaron las fuentes privadas en diálogo con el nuevo Ejecutivo.

En este "mapa de situación", habrá un muy severo control cruzado entre la AFIP, la Dirección General de Aduanas, el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI); IRAM, Senasa, y otros organismos como la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), y el Instituto Nacional de Alimentos (INAL). Fuentes del sector metalúrgico expresaron que tienen en carpeta algunos reglamentos técnicos, entre propuestas que se presentaron.

"En los Estados Unidos o la Unión Europea, ya no se habla de licencias no automáticas hace mucho tiempo. Lo que predominan son las normas técnicas, que en rigor de verdad, funcionan como trabas para-arancelarias con las que te frenan el acceso de los bienes", explicaron. Otro reclamo industrial es controlar la subfacturación y poner valores-criterio a más partidas arancelarias, además de reinstaurar la garantía en efectivo en lugar de seguros de caución para la diferencia de tributos.

Asimismo, se podría dar el regreso de las "aduanas especializadas", ya que "fueron destruidas por este gobierno y no tiene sentido mandar veedores", apuntaron.

Más notas de

Francisco Martirena

Debuta plan de reintegros por débito para dinamizar el consumo masivo

El Gobierno suma nuevo estímulo al consumo masivo

Denuncian "jugada sucia" de alimenticias

Aceite, con suba y "retenido"

Ronda de consultas sectoriales por el acuerdo Mercosur-UE

Preocupa la triangulación de bienes asiáticos por la UE

Confirman que no limitarán importaciones en el sector automotriz

Concesionarias, optimistas

Supermercados informarán a Comercio qué alimenticias remarcan

Paula Español recibirá datos de proveedores que suben precios

Importadores ayudarán a denunciar la subfacturación de mercadería en Aduana

Habrá un trabajo conjunto entre Desarrollo Productivo y la CIRA

Kulfas convocó a industriales pymes para estudiar impacto del acuerdo Mercosur-UE

Kulfas convocó a industriales para analizar el acuerdo Mercosur-UE

Hipermercados lanzan precios fijos al menos hasta abril

Las empresas buscan mejorar las ventas

Kulfas buscará sumar comercios de provincias a Precios Cuidados

El ministro federalizará el plan para ampliar la oferta

Laboratorios rechazarían prorrogar la rebaja de 8% en los medicamentos

Se reinicia discusión por precios