La justicia porteña asumió la competencia por los delitos de defraudación que se cometan mediante el uso de tarjetas de crédito o débito en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, informó hoy la Fiscalía General porteña.

Esto incluye a delitos cometidos con tarjetas que hubieran sido falsificadas, robadas, perdidas u obtenidas del legítimo emisor a través de un engaño que, a partir de ahora, pasarán a ser competencia de las Fiscalías Penales Contravencionales y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires.

La resolución firmada por el Fiscal General de la Ciudad, Juan Bautista Mahiques, también incluye los fraudes cometidos mediante el uso no autorizado de los datos de una tarjeta, aún cuando se hiciere por medio de una operación automática.

Por otra parte, los casos de fraude cometidos a través de cualquier técnica de manipulación informática que altere el funcionamiento de un sistema informático o la transmisión de datos -previstos en el inciso 16 del artículo 173 del Código Penal de la Nación- fueron asignados a la Unidad Fiscal Especializada en Delitos y Contravenciones Informáticas.

La medida, aseguró la Fiscalía General en un comunicado, forma parte de "una política de especialización en materia de delitos y contravenciones informáticas, que ha colocado al Ministerio Público Fiscal de la Ciudad a la vanguardia en investigación y juzgamiento de este tipo de conductas".

Cinco claves para evitar fraude con tarjetas 

La Cámara Argentina de Comercio Electrónico ( CACE), realizó un estudio donde analiza el fuerte aumento del consumo a través del e-commerce con la llegada de la pandemia. Con el imapcto de las compras on line se agudizó también la necesidad de fortalecer los controles para eviatr fraudez. Cinco  consejos básicos para evitar todo tipo de fraude.
 

1) Verificación de datos del vendedor

Chequeá que el sitio web o el vendedor sean oficiales y seguros o la marca tenga buena reputación. Se puede verificar la confiabilidad leyendo los comentarios de compradores anteriores, viendo las calificaciones que recibió o revisando las redes sociales de la empresa.
 
Además, todas las empresas deben publicar un nombre y número de CUIT para demostrar que es un comercio auténtico. Si estos datos no aparecen podés buscar su Constancia de Inscripción en la página de AFIP.
 

2) Descartar compras por correos masivos

Muchos de estos correos suelen llegar a la carpeta de Spam o No deseados. Nunca realices una compra a través de esta información recibida ya que es la puerta de entrada para el engaño.
 

3) Llamadas sospechosas

Si recibís un mensaje o llamada informando que bloquearon la tarjeta de crédito, se aconseja no responder ni brindar información como claves o datos bancarios. Recordá que tu institución bancaria nunca va a solicitar esta información.
 

4) Perfiles seguros en redes sociales

Si vas a realizar una compra a través de un perfil de Instagram o Facebook, asegúrate que tenga el tilde azul de autenticidad. Otro procedimiento es mirar los comentarios, cantidad de likes y seguidores. También podes acceder a la información de la cuenta como la fecha de creación del perfil, la ubicación geográfica y los nombres que anteriormente utilizó.
 

5) Conservar los comprobantes

El comercio o vendedor siempre debe enviarte la factura o el comprobante de pago. Si realizaste una compra y ya superó el plazo de entrega, podrás hacer el reclamo o denuncia presentando la factura de la compra del producto.