En el tramo final de la licitación de Portezuelo del Viento, se exacerbó el fuego cruzado entre las constructoras por las condiciones para participar de la llamada "obra del siglo". Mientras se terminan de definir los consorcios que finalmente se presentarán en la apertura de sobres pautada para el 2 de junio, un grupo de grandes firmas llevarán un planteo al gobernador Rodolfo Suárez por lo que consideran un excesivo favoritismo para las empresas locales.

De acuerdo a fuentes del rubro, Impsa ya tendría cerrado el acuerdo con otras dos empresas mendocinas, Obras Andinas y Ceosa, y estarían a la espera de sumar una cuarta de origen chino con la experiencia y espalda financiera suficiente para llevar adelante el proyecto, en tanto Cartellone podría incorporarse como proveedora dado que su patrimonio neto negativo la imposibilita formar parte de la eventual Unión Transitoria (UTE) que se conformarán para llevar adelante la represa.

Se trata de una obra emblemática para Mendoza, largamente postergada, que será financiada por el Tesoro nacional como compensación por los regímenes de promoción industrial de las provincias vecinas. Serán USD1.000 millones que la Rosada irá girando en cuotas al distrito cuyano, de acuerdo al avance del proyecto. Hasta el momento, lleva desembolsados USD37 millones.

Como uno de los requisitos del pliego es haber llevado adelante tres represas de cualquier tipo en los últimos quince años, las posibilidades de las compañías más chicas quedan limitadas, salvo que se asocien con extranjeras o argentinas de mayor envergadura.

Lo cierto es que esta semana un grupo de empresarios hará el planteo ante el gobernador Suárez, entre los que estarán representantes de pesos pesados como Techint, Panedile, Powerchina y Sacde (ex Iecsa, ahora en manos de Marcelo Mindlin).

El malestar de los peces gordos no pasa sólo por la ventaja de USD100 millones que advierten que el pliego les otorga a las empresas locales, según los mensajes de whatsap que están circulando en el sector. Estas constructoras apuntan también contra el costo excesivo del pliego, que a pesar de rebajarse de USD300.000 a USD100.000, para sus detractores sigue siendo demasiado elevado, y a la condición de incluir un inaudito proyecto alternativo que, estiman, insume gastos por entre 1,5 y 2 millones de dólares y debe realizarse a contrarreloj.

Es por eso que las grandes constructoras amenazan con no jugar, como ya lo hizo trascender el ex titular de la Cámara, Juan Chediack, quien lanzó la primera piedra después del bajo perfil en el que se había sumido tras el escándalo de los cuadernos. "El 99% de las empresas no puede participar", disparó.

Por su parte, las empresas locales plantean que hasta ahora "no hay ninguna" represa de este tipo en la Argentina: con un paredón de cemento compactado a rodillo, por lo que todas estarían en la misma condición. De hecho, originalmente la licitación obligaba a las participantes a haber hecho un proyecto así, lo que dejaba en bandeja a la obra a las chinas, las únicas con esa experiencia.

"La preferencia es del 2,7% para todas las que elaboren el paquete electromecánico en Mendoza, que representa sólo el 20% del total de la obra. De esta manera, una empresa extranjera puede obtenerlo también si así lo hace", explicaron desde una de las compañías interesadas. El resto corresponde a lo que es la obra civil, la mayor parte de las tareas, que incluye la línea de alta tensión, nuevas rutas y hasta la reubicación de un pueblo.

En ese sentido, las constructoras mendocinas plantean que podrán aportar "un 20% más al fisco" que las que estén radicadas fuera de esa provincia.

"Si el tema es ayudar a los locales, ello se arregla con una cláusula que obligue al ganador a presentar subcontratos con empresas mendocinas por el 20 por ciento del monto del contrato", replican desde el sector disconforme. Entre los chats que circulan, los constructores de este grupo comentan que "Obras Andinas es una pyme y Ceosa tiene 300 cheques rechazados".

Postales de una guerra entre contratistas de obra pública que recrudeció en las últimas horas.

Más notas de

Ignacio Ostera

Construcción: el regreso de Techint y Panedile a la Cámara calienta la previa a la elección

Szczech busca quedarse un año más

Szczech sobre la ley de abastecimiento: "Hay que usar todas las herramientas disponibles"

"Tenemos datos de desabastecimiento de insumos en muchas provincias", afirmó Szczech

PPP: Katopodis negocia acuerdo a contrarreloj con constructoras para evitar juicios

El ex intendente de San Martín quiere evitar futuros litigios

Empresas apuestan al mercado de deuda en pesos por si no vuelve el financiamiento externo

Con un 2021 sin financiamiento externo, empresas apuestan a colocaciones en pesos

Gobierno y empresarios coinciden en apuesta a sustitución de importaciones

El titular del INTI, Rubén Geneyro, anunció la creación de dos mesas

Raverta recordó las críticas del FMI a la nueva fórmula de movilidad

La funcionaria detalló la nueva propuesta del Ejecutivo

Nuevo Plan Gas incluye guiño al desarrollo de proveedores locales

El Gobierno apuesta a evitar las importaciones de energía en 2021

No todo lo que brilla es oro: cuáles son los proyectos mineros que levantarán vuelo

Las empresas gozan de beneficios impositivos, pero piden poder girar utilidades

Una carta que desnuda tensiones internas y fragilidades heredadas

Una carta que desnuda tensiones internas y fragilidades heredadas

Szczech busca su reelección en la Cámara de la Construcción

Szczech en la última reunión con Martín Guzmán