Una fecha "atípica en materia comercial". Así definió la Confederación Argentina de la Mediana Empresa ( CAME) a la Navidad de este año: entre el 23 y 24 de diciembre hubo una caída de 3% interanual en las ventas minoristas, que comenzaron demoradas y se extendieron "más de lo habitual".

La entidad relevó 1.500 comercios pequeños y medianos del país entre el 23 y 24 y, en base a esto, indicó que las ventas en los locales físicos bajaron 3,5%, mientras que en la modalidad online subieron 1,3%, en contraste con el mismo período de 2018.

"Fue una Navidad atípica en materia comercial porque las ventas comenzaron demoradas y se estiraron más de lo habitual", analizó CAME y precisó que se extendieron "hasta la tarde del martes, cuando los negocios cerraron".

El informe detalló que "aún así, el 53,2% de los comercios relevados hicieron ofertas y descuentos para atraer público y competir con las grandes cadenas, los hipermercados y shoppings".

Por rubros, el mejor desempeño fue para el segmento vinculado con Videojuegos y productos de computación dado que "las ventas se mantuvieron sin modificaciones con relación a la Navidad de 2018".

Además, en Juguetes y rodados se dio una merma equivalente a 1%, siendo un rubro que representa el 15% de la venta en estas fechas.

En tanto, el análisis de CAME resaltó que "este año, el 72,2% de los comercios ofrecieron cuotas sin interés", pero "en la mayoría de los casos absorbió el comercio el costo del financiamiento".

"Puntualmente, el 25,4% ofreció hasta tres cuotas sin interés, mientras que el 26,2% hasta seis cuotas", subrayó.

De acuerdo con datos de IRSA, la firma dueña de los principales centros de compras de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano, más de 650 mil personas recorrieron los shoppings de la zona metropolitana hasta las 4 de la madrugada este lunes, en vísperas de la Navidad, fecha en que todos los años los centros comerciales permanecen abiertos hasta tan tarde por única vez en el año para las compras de último momento con descuentos.